• quintadel44: 1968 MARCELO EL FEO

    miércoles, diciembre 06, 2006

    1968 MARCELO EL FEO

    (Si Fidel no hubiera sido un estúpido machista. Si no hubiera conocido a Eugenia. Si no se me hubiera acercado aquel día Marcelo.

    No he tenido guías, ni mentores, ni maestros o maestras que me señalaran metas, me impusieran tareas, me exigieran una disciplina que, ay, nunca he adquirido. Siempre concluyo que la historia de mi vida está determinada por las personas que he ido conociendo. Visto de lejos, me queda cierta sensación de haber utilizado a mis amigos y amigas, a mis novios y a mis amantes, para crecer. O permanecí con ellos mientras la relación me enriquecía. O me apoyaba en ellos para andar un trecho y luego los abandonaba, no sin sufrimiento. O era recíproco, tal vez
    ).

    Aquel día de otoño del '68 Eugenia y yo estábamos en un bar de Argüelles, enfrente de su casa. Se me acercó un tipo feo de verdad; su cara parecía un mal apaño de dos rostros diferentes: de la mitad hacia arriba, rasgos normales; de nariz hacia abajo daba la impresión de que se lo hubieran comprimido: carecía de mandíbula, la barbilla era un esbozo y labios y nariz surgían apenas perceptibles. Tal vez era consciente de su fealdad, porque comenzó a hablar de corrido, como si tratara de evitar pausas que pudieran desviar mi atención hacia sus rasgos de gnomo.

    Yo llevaba un abrigo entallado, malva oscuro, con grandes solapas, que me había costado un sueldo. Me veo a mí misma como si tuviera aquella Lula en el espejo: melena crecida, el gesto severo y desafiante, tacones... El muy imbécil me preguntó, para romper el hielo, si trabajaba en una boutique. La madre que le parió. No olvidaré nunca esa frase. Decirme eso a mí, que me estaba dejando los cuernos por parecer una niña bien, por ser universitaria, por sacar la cabeza del pantanal de mierda en que había nacido, por comerme el mundo...¡Es que han pasado cuarenta años y no se me olvida la frasecita, joder!

    Pero tengo un olfato fantástico, y le dejé continuar. Así que acababa de llegar de París. Así que había estado oyendo en vivo y en directo a Sartre y a Cohn Benditt. Así que era pintor y había dejado los pinceles para estudiar medicina. Eugenia dijo que se iba a casa. Él me acompañó a la mía paseando lentamente por Chueca - la de entonces - y me cantó unas peteneras en plena calle que me pusieron el vello de punta.

    Me situó en política, advirtiéndome contra cualquier dogmatismo. Tenía una inteligencia brillante. Nos acostábamos en un estudio que tenía por la Ciudad Jardín: nada del otro mundo, sólo éramos jóvenes probando nuevas sensaciones.

    Un día de principios del 69 su hermano cayó en una algarada en la Universidad y le retuvieron unos días en la DGS*. Utilicé a un admirador, representante del sindicato vertical, para conseguir entrar a verle: fue una situación surrealista, yo haciéndome pasar por la novieta de un chaval al que no había visto en mi vida, y en la mismísima boca del lobo. Me lo trajeron a un despacho, sin gafas ni cordones en los zapatos, desorientado y con más susto en el cuerpo que yo. Le abracé y le dí un par de besos en las mejillas que en aquellos tiempos bastaban para demostrar en público una relación íntima. Los policías representaban una comedia cuyo papel tenían bien aprendido: ves, aquí tienes a tu novio, no le ha pasado nada, tú dónde le has conocido, vas con él a reuniones clandestinas, yo qué va, y él no creo que se meta en esos líos, bueno, dile a su madre que está bien, que le vamos a soltar pronto.

    Le deportaron a Valencia durante unos meses: tuvo más suerte que otros. Yo me gané un puesto en el grupo de progres de Marcelo.

    Poco después fuimos todos a pasar el fin de semana a un pueblo de Toledo. Entre ellos había un chaval sumido en una cogorza memorable, con una manta sobre los hombros, encaramado a un mojón adosado al muro de una casa, murmurando "¡Ay, madre mía, qué malito estoy!". Era un guaperas de escándalo y tímido hasta la exasperación. Tocaba la guitarra y a mí me parecía que cantaba bien las canciones de la guerra civil y de Paco Ibáñez. Al mes nos emborracharon a ambos y acabamos morreándonos delante de Marcelo, que se lo tomó con humor. En septiembre decidimos irnos a vivir juntos (el guaperas y yo), y en ese mismo mes del año siguiente nos casamos.


    * El edificio de la Dirección General de Seguridad, hoy sede de la Comunidad Autónoma de Madrid, en la Puerta del Sol.

    47 Comments:

    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    Lo primero, nadie utiliza a nadie. Lo segundo, Marcelo era un tío de rompe y rasga. Incluso su reacción ante la exhibición cornúpeta parece maravillosa. Ahora, yo con alguien que no me atrae físicamente, puedo hacer de todo menos acabar en la cama...

    12:24 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    POW,
    Me sorprende que no sepas ya - y yo creo haberlo dicho aquí - que a las mujeres se nos seduce más por la oreja que por los ojos, querido.
    Hablo en el post de su cara, no digo que no me gustara; de hecho, me encantaba estar con él. ;)
    Un beso.

    1:04 a. m.  
    Blogger Don Quijote y Sancho said...

    La verdad es que no sé como he llegado aquí pero me ha gustado el sitio.
    Se respira complicidad y duro combate en busca de la utopía. Me siento un poco cohibido como si me hubiese colado sin pedir permiso pero creo que volveré para seguir deleitándome con estos... relatos (no encontraba el adjetivo).

    Besos.

    1:35 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    DON QUIJOTE Y SANCHO
    (A partir de hoy, DON, por abreviar)
    Puedes llamarlos crónicas. Son memorias, también. Y testimonio. Y un diario. Y un clavo ardiendo. Y un proyecto.
    Bienvenido.
    Un beso.

    1:54 a. m.  
    Blogger Don Quijote y Sancho said...

    Gracias, guapetona.

    Besito de buenas noches.

    2:16 a. m.  
    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    EU,
    Lo tuyo lo sabía. Hablaba de mí. Quizá un tanto sorprendido por darme cuenta de lo que decía en el instante exacto en que leí tus palabras.

    6:12 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    POE,
    Pero, ¿tú duermes? :)
    Y, respondiéndote: la atracción física no responde necesariamente al canon de belleza establecido.
    La descripción que ahora hago de Marcelo quizá sea injusta y, desde luego, anacrónica: entonces no me paré a pensar en su rostro, que sólo era una parte de su totalidad.
    No me dirás que tú sólo te relacionas con bellezones...
    Un beso.

    12:21 p. m.  
    Blogger Alicia Liddell said...

    Y de un plumazo nos ahorra un noviazgo, sin remordimientos de dejar al bueno de Marcelo por un guaperas que ahora no reconocería por la calle.

    12:23 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    ALICIA.
    que no: que no fue un noviazgo; fue un "rollo", fue lo que entonces se llamaba "amor libre" y sin compromiso. :DD
    Un beso.

    12:36 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Es curioso. Sentimientos solidarios por Marcelo. Sentimientos solidarios por Lula. Contradictorios en todo caso. Exaltación del romanticismo y también del amor desatado....

    No me puedo explicar mejor que no tengo el día

    Sea usted feliz Lula

    2:01 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    MAGO,
    El grupo entero ya estaba al cabo de la calle de que mi ex y yo flipábamos el uno por el otro, de modo que hasta Marcelo intervino en la borrachera, que se celebró en el altillo de un mesón de la Plaza Mayor donde daban los mejores bocadillos de calamares del mundo y un vino tinto recio y con mucho cuerpo.
    Ser joven es lo que tiene :DDDD
    Un beso.

    2:21 p. m.  
    Blogger Gavanido said...

    Después de leer "Que se mueran los feos" de Boris Viam, asumí mi apariencia física y me alié con ella para luchar juntos con todos los obstáculos que la vida nos ponía. Los feos siempre teníamos la suerte de encontrar jóvenes como Eulalia. En mis tiempos mozos, podría contar tres como poco. Eso sí, yo no salia tan airoso de tales relaciones que siempre acabaron como comenzaron; Sin querer...

    Un beso. (Miento, todas menos una.)

    2:37 p. m.  
    Blogger Gavanido said...

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    2:37 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    GAVANIDO,
    Feos o guapos, yo siempre he tenido la suerte de encontrarme - o de saber encontrar - tipos inteligentes. Me enloquecen los tipos inteligentes: son mi perdición.
    Un beso.

    2:41 p. m.  
    Anonymous Ros said...

    pues que quieres que te diga a mi eso de vampirizar a la gente y aprender de ellos me parece genial... te intentas acercar a aquellos que te parecen interesantes y compartes y aprovechas todo de ellos...

    3:29 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    ROS,
    Supongo que hay muchas maneras de decirlo, pero visto desde lejos y desapasionadamente, creo que la palabra vampirizar le va al pelo.
    Cierto que yo también di lo mío.
    No quiero entrar en si está bien o mal...
    Un beso.

    3:48 p. m.  
    Blogger humilde said...

    ....wow.... lo que siempre me parece curioso es ver en perspectiva la manera arbitraria y singular por la que se encadenan las cosas de la vida.... siempre es sorprendente.... un gesto, un descuido, una mirada, una visita.... casualidad y causalidad....

    3:54 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    HUMILDE,
    Así es: sólo de manera relativa conducimos nuestra vida.
    Supongo, sin embargo, que en aquellos momentos había muchas Lulas y muchos Marcelos en busca unos de otros...
    Un beso.

    4:11 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Si es que la belleza nos pierde... Yo por eso le tengo rabia a los guapos. Por cierto, esta anécdota me ha recordado a mi 19 cumpleaños, o en palabras de los Stones, 19º Nervous Breakdown.

    Pues sí, es una idea, Lula, que cuente algo de mis años en la universidad.

    Besos

    6:26 p. m.  
    Blogger Marcos Mateu said...

    Parece una vida plena en muchos aspectos, porque ese trasfondo de rencor en tantas cosas?

    6:30 p. m.  
    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    Más bien es que yo no me relaciono. Por la dificultad de encontrar una mujer que me atraiga física e intelectualmente. Y que sea tan rara como yo.

    P.D. Dormir, duermo. Pero solo cuando a esta vertiginosa cabeza le da por estarse quieta un ratito ;-)

    6:54 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PROPAGANDHI,
    Nos pierde la cosa sesuá, que implica algo más que al sujección al canon de belleza sancionado en cualquier época...
    Un beso.

    9:41 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    MARCOS MATEU,
    Hay que desmitificar, corazón: yo cuento las cosas tal cual las siento, y vosotros las interpretáis. Si crees que hay rencor, seguro que lo habrá, aunque me gustaría que me señalaras algún dato concreto, más que nada por saberlo, no por negarlo.
    En sesenta y dos años cabe de tó...
    Un beso.

    9:43 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    POW,
    Si no te relacionas, malamente encontrarás a NADIE.
    A mi me parece que hoy las chicas son más guapas - están mejor comidas - y más listas - tienen más estímulos - que en mis tiempos. Los chicos, también.
    Si te llego a pillar yo con veinte años, te ponía en órbita y te dejabas de zarandajas. :)
    En cualquier caso, nunca está de más una aventurilla con alguien que no sea ni tan guapo ni tan listo: siempre se aprende algo.
    Un beso.

    9:47 p. m.  
    Blogger JeJo said...

    - Todo se encadena misteriosamente ...
    Las personas que se nos cruzan son como items en nuestra vida, ¿ no ?.
    Un feo engarzó a un "guaperas" (?), y un guaperas ... te colocó la alianza.

    (me considero invitado a la boda)

    Saludos.

    12:14 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    JEJO,
    Si tuviera un mínimo de sentido literario describiría mi boda. Pero no lo voy a hacer, por respeto a mi hijo, que lee este blog.
    (Y a su padre que, aunque no lo lea, merece cierta intimidad).
    Un beso.

    12:18 a. m.  
    Blogger florecilla de alcanfor said...

    Creo que ya te lo dije una vez, gracias a tus(vuestras) rupturas de moldes ahora todo es más "normal".
    A ver si descubre tu blog un guionista listo y guaperas (sería un peliculón...).
    Besos mil.

    12:23 a. m.  
    Blogger Esther Hhhh said...

    Y como siempre me encantó. Por un momento te vi con ese abrigo malva, y te añadí una boina, graciosamente colocad de lado, yendo a ver al preso. Y entonces se me ha cambiado la imagen y he recordado esas escenas en que damas Aparentemente (y digo aparentemente) dóciles y débiles, salvan a hombres aparentemente (me reitero en la apariencia) fuertes e inteligentes.
    Y siempre pasa lo mismo, el feucho, pero encantador, da paso al guapo de turno, más canalla (cabrón, para los amigos) que no sé por qué siempre nos gusta más (a mi por lo menos me pasa, tengo un problema con los canallas cabronazos y perdona la expresión)(obviamente al que fue tu marido después de este capítulo, no lo conozco y por tanto me abstengo de prejuzgarlo)
    Pero que bien te lo pasabas Lula, que vida más divertida, ajetreada, sin parar y tremenda. Divertida a fin de cuentas...
    Besitossss

    1:16 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    FLORECILLA,
    Soy consciente de ello. Y me alegra transmitirlo y que lo entendáis, porque no siempre fue fácil.
    Un besazo.

    1:20 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    ESTHER 4H,
    No usé nunca boina, y sí gorros de ganchillo.
    Mi guaperas era legal, sigue siendo legal y será legal hasta que se muera... En casi todo.
    Con decirte que, después de dieciocho años de separación, continuamos teniendo cuentas corrientes comunes sin meternos el uno en las del otro...

    Lo que pasó es que crecimos en distintas direcciones.
    En fin.
    Un beso.

    1:25 a. m.  
    Blogger GLAUKA said...

    permanecí con ellos mientras la relación me enriquecía.

    No veo nada malo en ello. Creo que es lo normal, lo lógico.

    Me asustaría si dijeras que te quedabas mientras no te aportaban nada ;) o mientras te destruían, que es algo que suele terminar justo al final de las relaciones.

    Fascinada me tienes con tu historia, quiero más.

    1:36 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    GLAUKA,
    pues fíjate que según como se mire y se explique.
    Si la cosa fue recíproca, vale; pero quizá ellos opinen que no les aporté gran cosa, en cuyo caso la cuestión es diferente, ¿no crees?
    Gracias por tus elogios.
    Un beso.

    2:55 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    ¿Casada ya? Sí que avanza esto rápido.

    5:31 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    TIPO DE LA BROCHA,

    Hombre, todavía faltan casi dos años en los que pasaron muchas cosas...

    Un beso.

    5:33 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    TIPO DE LA BROCHA,

    Hombre, todavía faltan casi dos años en los que pasaron muchas cosas...

    Un beso.cosas...

    Un beso.

    5:38 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    No hay peor competencia para un tipo común y corriente que un guapo que toca la guitarra.
    Axiona: Las chicas se mueren por el que toca la guitarra, feo o bello.
    Por eso siempre he odiado mi falta de motricidad.

    7:42 p. m.  
    Blogger Roxi said...

    Juajjuajauajuajua
    En una boutique ...
    todavía se te lee la indignación al recordarlo
    pero bueno, conociste a ese otro chaval.
    Y n seas tan crítica, en cierto sentido todos utilizamos alos amigos, novios y amantes, para crecer. A veces concientemente y otras veces no. A nosostros también nos usan. Es parte de la vida, creo. Lo desagradable es cuando es deliberado y exagerado, pero ¿es mejor no darse cuenta?
    abrazo!

    9:52 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    SOLIS,
    Así es en un primer momento; luego, si el guaperas es inteligente, gana; si no, pierde.
    Un beso.

    10:41 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Roxi,
    Me encanta que te hayas fijado en ese detallito, que todavía me escuece, es cierto.
    En cuanto a lo demás... Puede que tengas razón pero, escribiéndolo, como que te liberas...
    Un beso.

    10:43 p. m.  
    Blogger JeJo said...

    - Eulalia: Yo vivo en Rosario, a orillas del Paraná, y por supuesto que me gustaria verte por aquí !.

    11:25 p. m.  
    Anonymous viajero mimado said...

    Eulalia, si la boda fue blanca, cuentala blanca, si fue negra, negra, pero cuentala porque en cualquier caso sera una vision desde tus ojos sin pretension de establecer historia. Quiza tu ex la lea algun dia y entienda algunas cosas mas (aunque seguro que ya le relataste en su momento).
    Un saludo, cuenta la boda si te da por ahi.

    11:18 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    JEJO,
    Me encantaría hacer ese viaje con mi hijo.
    No dejaría de avisarte, claro.
    Un beso.

    12:54 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    VIAJERO MIMADO
    Veremos. Si viene a cuento, quizá lo haga. Voy escribiendo sobre la marcha.
    Un beso.

    12:54 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Marcelo el progre perfecto: feo, concienciado y nada sentimental, pero te lanzaste a la piscina con el guapo

    7:10 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    me han encantado los saltos temporales, por vertiginosos:

    "me cantó unas peteneras en plena calle.... Me situó en política,... Nos acostábamos en un estudio que tenía por la Ciudad Jardín..."

    3 líneas, tres minutos, tres horas, tres días...

    Recordando contigo,
    sergi

    7:19 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    CERILLO,
    Es que tenías que haber misto a mi ex en aquella época, jamía...
    Un beso.

    11:25 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    SERGISONIC:
    Es que si me pongo a contar todo lo que recuerdo...
    un beso

    11:31 p. m.  

    Publicar un comentario

    Links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home

    ecoestadistica.com Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.