• quintadel44: 1968 CONCIENCIACIÓN

    sábado, diciembre 09, 2006

    1968 CONCIENCIACIÓN

    He buscado en varios diccionarios el verbo concienciar(se): el María Moliner, el de La RAE, el Panhispánico de Dudas... En ninguno se recoge su uso sin un complemento, introducido siempre por la preposición de: me conciencié de que debía estudiar, se ha concienciado de la necesidad de ahorrar, conciénciate de tu falta de interés...

    Entonces utilizábamos el verbo sin complemento: Fulano estaba concienciado, el pueblo debía concienciarse, las masas no se habían concienciado aún, determinado profesor no parecía suficientemente concienciado, yo me había concienciado, tú estabas muy concienciado, él no quería concienciarse, nosotros debíamos concienciar a los compañeros...

    No pasaba día sin que leyéramos, pronunciáramos o escucháramos ese verbo en alguna de sus formas personales o impersonales. Sin complemento: siempre sin complemento. Todos entendíamos lo que significaba: tomar conocimiento de nuestra condición de sujetos oprimidos, o hacer que otros tomaran conocimiento de esa condición.

    El resultado era la concienciación.

    No sé si eludíamos el complemento para abreviar, porque lo dábamos por sabido, o por autocensura. Lo cierto es que nuestras conversaciones ya eran de por sí harto rebuscadas, entre tanto marxismo, pseudomarxismo, psicoanálisis, ortodoxias y heterodoxias, disidencias, consignas, frases hechas, revoluciones fracasadas y revoluciones por venir. El verbo concienciar - sin complemento, insisto: siempre sin complemento - ahorraba parrafadas, disgregaciones y altercados: se sobreentendía que el conjunto de los concienciados era un subconjunto del pueblo, que a su vez contenía otro subconjunto, el de los militantes, y éste a los líderes.

    Más o menos.

    Los militantes estudiaban a Marx, a Engels, a Lenin, a Gramsci. Seriamente. Los concienciados éramos un colectivo más variopinto, no tan activo aunque imprescindible, y menos sujeto a disciplinas impuestas por el compromiso.

    (Comprometerse. Otro verbo clave, específico de aquellos años. También sin su complemento. ¿Con qué había que comprometerse? Con la causa. Explicar qué era la causa ya era harina de otro costal: dependía de las simpatías políticas de cada quien: PC, ORT, PT, LCR... Si se obviaban los complementos era más fácil para todos: de momento, la lucha antifranquista. Luego, ya se vería. Aunque cada grupo tenía sus tácticas).

    Me duele que la RAE no recoja estos usos sin complemento de los verbos concienciar(se)y comprometer(se): es como si dieran de lado una parte de mi historia.

    Y toda esta perorata, para explicaros que yo no milité durante los años de la dictadura: no me comprometí, no me sometí a ninguna disciplina, no pasé de ser una leal "compañera de viaje". Muy concienciada, eso sí.

    31 Comments:

    Anonymous Anónimo said...

    Tus relatos me transportan a aquellos tiempos con las mismas sensaciones. Un beso.

    1:54 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Yayo,
    me animan a escribir dos emociones: la de transmitir a los jóvenes y la de compartir con mis coetáneos.
    Había muchos mundos en aquel mundo, pero el que sentí como mío es éste que quiero contar sin dramatismo y sin teorizar. Me alegro de encontrar eco en personas como tú.
    Un beso.

    2:29 a. m.  
    Blogger manuel_h said...

    Eugenia, Marcelo, el guaperas de escándalo y la concienciación (descomplementada): sigue siendo un placer leerte.

    Yo llegué a la universidad unos años después (en el 74) y en otro sitio (Vitoria), pero también vuelvo a verme por allí.

    besoss

    2:33 a. m.  
    Anonymous viajero mimado said...

    Pero que morro tienes Eulalia: como tu misma dices el complemento estaba ahi aunque no se dijera.
    Vas afinando yemas cada vez mas. Todas las semanas me recorro lo que has posteado en la anterior y me mantiene la sensacion de estarme leyendo un libro con calma.
    Yo soy de la parte de tus lectores jovenes.
    Un saludo

    11:09 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    MANUEL H
    Yo terminé la carrera justamente en el 74.
    Fueron años hermosos y horribles a la vez.
    Y alguien lo ha dicho: aprendí tanto dentro como fuera de las aulas.
    Un beso.

    12:46 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    VIAJERO MIMADO,
    ¿A ti quién te ha enseñado Lengua? ;) La elipsis sólo es admisible cuando el sentido de la frase queda claro para cualquiera.
    Y si ahora hablo en los términos de nuestra jerga de entonces, nadie que no sea de mi edad lo entendería; iría al diccionario y continuaría sin entender. De eso me quejo.
    Que lo sepas.
    Besos a los dos.

    12:53 p. m.  
    Blogger humilde said...

    ....casi se llega a la conclusión que cada paso por el poder puede resumirse en una sola palabra.... o lo hacen porque nos creen muy tontos, o será que nosotros, cansados de ellos resumimos para no cansarnos....

    2:16 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    HUMILDE,
    Que me dejas como estaba... No entiendo tu razonamiento en relación a mi post...
    Anda, porfa, explícate un poco más.
    Un beso.

    2:35 p. m.  
    Blogger humilde said...

    ....pues eso.... casi es lo mismo que pasa con el "talante" actual.... las modas llegan hasta el poder, y muchas veces las ideas quedan en un segundo plano con respecto a esas palabras clave.... es como un mal chiste que se pone de moda en televisión.... pasa de moda, pero poco de lo que intentaba significar permanece....

    6:59 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Pues así éramos muchos, como muy bien cuentas. Concienciado sin compromiso y también sin beneficio, así es la vida. Días de vino y rosas

    7:13 p. m.  
    Blogger Eleuterio Gálvez, el cónsul temerario said...

    Querídisima Eulalia:
    El mundo real me tenía atrapado, pero vuelvo, y me encuentro con tus actualizaciones. Te lo han dicho ya aquí, pero, como caballero, redundo: tu capacidad de producción es tanta, y la calidad tan alta, que nos produces adicción, en este caso legal, me parece.
    Lo malo es que para seguirte, quedan muchos deberes para la casa. Por de pronto, tendré que leer El Segundo Sexo, que lo he visto en una nueva edición en librerías de estos pagos.
    Al término "concienciado", por acá le agrégabamos "consecuente"; y en alguna época quien no estaba por la vía armada era inconsecuente o, también, amarillo. De eso se discutía en el casino (no teníamos bar), que no en las aulas.
    Yo amarillé casi siempre.
    Besos,
    Eleuterio.

    7:33 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    HUMILDE,
    supongo que ahora casi todo el mundo está "concienciado", aunque la conducta que se deriva de ello nada tiene que ver con la nuestra de entonces. Los concienciados pasamos a ser progres y después pasamos de moda...
    Un beso.

    8:47 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    CERILLO,
    Hubo mucho concienciado y sobre todo mucho militante que se quedó en el camino. Y otros a quienes les jodieron la vida. Y otros que sacaron buen partido...
    Fue precioso porque fue auténtico y conseguimos el máximo común denominador, ¿no? (¿O el mínimo común múltiplo? ¡¡Que venga alguien de Ciencias en mi ayuda!!)
    Un beso.

    8:50 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    CÓNSUL,
    Mil gracias por sus requiebros a mis pinitos literarios. También lo he dicho aquí, pero reitero: escribo para gustar.
    En España, los partidarios de la lucha armada eran grupos minúsculos, entre los cuales sólo el GRAPO y ETA sobrevivieron, en mala hora, a la muerte del dictador.
    Un beso, y descanse usted un poco de los negocios, alma de Dios, que no todo va a ser trabajar.

    8:56 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    jajaja que recuerdos Eulalia. De este lado del charco hemos utilizado esos 2 verbos por similares motivos. Mi recuerdo es de los años 70 (en el 68 aún iba a la primaria), pero acá decimos concientizar, jamás he oido eso de concienciar; comprometerse también y es una palabra que todavía se usa mucho pero a veces, relacionado con la vida personal y en otras, a ideologias relativas a lo social.
    Besos

    9:34 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PATUS,
    El Panhispánico de dudas admite ambos vocablos, concienciar y concientizar. Comprometerse también se utiliza aquí para señalar que una o uno se ha prometido en matrimonio: es una respuesta muy típica de principios de siglo XX: "Caballero, estoy comprometida" o bien "Caballero, no me comprometa usted" a los requerimientos de un admirador :DD

    Un beso

    9:41 p. m.  
    Blogger manolotel said...

    Temía encontrarme algún día con un resumen parecido al tuyo de una serie de experiencias políticas más o menos cercanas y posiblemente gestadas a partir de un objetivo irreal por demasiado ambicioso, o por simple desconocimiento o torpe ceguera de otras realidades de la historia.

    ... Igual estoy cayendo ahora en la misma simplificación que critico, porque la verdad es que creo que sin ustedes y algún otro de partidos no citados, no hubiera sido posible un hoy bastante mejor de lo que se podía esperar, vistas, con la mirada actual, otras experiencias históricas.

    Decir también que hay entre los jovenes y algunos no tan jóvenes repartidos por los cinco continentes (incluyo a España, claro) una "concienciación" enorme sobre otro tipo de cuestiones ( ¿o las mismas? ) que, "más pronto que tarde" - por usar la sobada cita de Allende - también dará sus frutos (si da tiempo, porque hay urgencia, ¡joder!)

    Eb cualquier caso, se hizo lo que se pudo, que incluso equivocándose, no es poco.

    Besote.

    5:24 a. m.  
    Blogger JeJo said...

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    6:24 a. m.  
    Blogger JeJo said...

    - Te dejo un comentario " descolgado " del post , ( o tal vez no ):
    Ayer de madrugada , control remoto en mano y desvelado , mi zapping se detuvo en " Los Soñadores " (The Dreamers) de Bernardo Bertolucci. (2003)
    Instantaneamente me acordé de vos ...
    La pélicula está ambientada el el París del 68 .
    El argumento , muy bueno a mi gusto , narra una complicada historia sentimental y sexual de dos jóvenes hermanos gemelos ( hombre y mujer ) con un tercero .
    La ambientación y la música me recordaron tus relatos.
    Pero , al final de la historia , y aquí lo que tal vez una lo que ví con el post que escribiste , los tres jóvenes " concienciados " de la revuelta política de ese momento , salen a la calle decididos quizás a " involucrarse " en historia del mayo francés ...

    Si no la viste , te la recomiendo , te vá a gustar ...

    ( y que conste que no he contado el final completamente )

    Saludos.

    6:42 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    MANOLOTEL,
    No soy una optimista histórica, de modo que descreo de la profecía de Allende,
    y no estoy segura de que la "concienciación" actual sirva para mucho si las cosas continúan empeorando.
    Agradezco también - en la minúscula parte que me toca - el reconocimiento que haces a un esfuerzo conjunto que fue real y produjo unos frutos aceptables, aunque es cierto que no fueron los esperados.

    Lo que no entiendo es ese "temía" con que inicias tu comentario...

    Un beso.

    7:52 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    JEJO:
    La vi, la vi: Bertolucci es uno de mis directores preferidos, aunque esa no me parezca uno de sus mejores filmes.
    El final, que presenta como un juego más dentro del juego que se traen, me resultó demasiado doloroso, quizá por realista.
    Un beso.

    12:54 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    leal compañera de viaje, que no es poco, chiquilla. continúas haciéndome viajar.
    Una pregunta: ¿encuentras hoy gente concienciada -sin complemento-?
    un beso

    7:04 p. m.  
    Blogger Esther Hhhh said...

    Qué época más compleja, y aún así interesante. Hoy en día la política la entendemos como algo necesario, vale, hay que votar y todas esas cosas. Pero no se le da esa importancia, al menos esa es mi impresión. Los jóvenes de hoy en día no se implican tanto, no se comprometen ni están concienciados con ninguna causa ni con ningún fin. El fin de la dictadura nos trajo esta época de libertad, de tranquilidad y de cierta felicidad aparente. Pero ha matado en cierto modo el espíritu revolucionario. Aunque hay manifestaciones o huelgas, no adquieren el mismo sentido ni el mismo compromiso. Sigo diciéndote que esta es mi opinión. Por otro lado los políticos hacen lo que les viene en gana. En mi lugar de trabajo, sin ir más lejos, existe un gobierno de tripartito, atención: PP, Bloc (purita izquierda) y PSOE. Toma ya. Así ¿cómo nos podemos tomar la política en serio? Un pueblo vota a un alcalde y a un partido por mayoría, y los otros partidos, sin importar sus militancias ni sus idealismos, toma ya, se coalicionan y au. Así no me extraña que gente con 20 y pocos piense que ir a votar es absurdo, o un rollo. Sin ir más lejos una compañera mía, con 23 años, hace poco me decía "en las ultimas elecciones mi padre me dijo a quien votar. Ahora no sé si votaré, total no entiendo nada la política y tampoco sé de que va cada partido" Si esto se lo escuchas tú, o mis padres, o cualquiera de los que luchasteis porque hoy en día españa sea un país democrático, probablemente os estirabais del pelo. He de decir que después de la consiguiente charla por parte de otra compañera y yo, esta chica ha empezado a intentar estudiar y comprender la política y los partidos, para prepararse y votar a conciencia y con conciencia en las elecciones. Un bravo para ella desdeluego.
    En fin, Besitos, ya me he enrollado otra vez...

    7:53 p. m.  
    Blogger Peca said...

    Eulalia;
    Me fascina la forma en que relata sus vivencias.Lástima que algunos días tenga que leer varios post del tirón por falta de tiempo y no me pueda detener a disfrutarlos.
    Eso sí, cuando lo tengo suelo releer los anteriores.Gracias.
    Un beso.

    10:40 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    SERGISONIC,
    Me encanta que un chico de la edad de mi hijo me llame chiquilla.
    Respondiendo a tu pregunta: hoy hay mucha más gente concienciada que entonces, y se comprometen de otro modo. Ahora la política tiene mala prensa - en el sentido más literal - pero hay variadas formas de intentar que el mundo cambie a mejor. A mí me sigue pareciendo que luchar por lo que te parece justo es la única cosa seria que se puede hacer en esta vida; pero también me parece que hay más cosas por las que merece la pena vivir: ¿me explico? :)
    Un beso.

    10:56 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    ESTHER 4H
    Hace mucho tiempo dejé de discutir o de intentar el tú a tú en política: cuando la gente quiere, quiere.
    Un beso.

    10:58 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PECA,
    ¿Sabes qué me gustaría? Que me explicaras un día, cuando tengas tiempo, el porqué de la fascinación que dices. Siempre me pasma leer un comentario como el tuyo, ya que suelo escribir de corrido y sólo rectifico para cambiar un verbo o afinar una frase, y no sé si os referís a lo literario, a lo vivencial, a lo que tiene de crónica, o qué.
    En fin. Supongo que es un rollito narcisista/inseguro. Da igual.
    Un beso

    11:05 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Como diría Chiquito de la Calzada...

    ¿¿te da' cueeeenn???

    ¿cuenta DE qué?

    10:16 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    HEREL,
    Xastamente, jomío.
    Pero esta RAE es capaz de sancionar antes la frase de Chiquito...
    Un beso.

    10:20 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    A ver si lo entendido, un concienciado es alguien con ideal pero sin ideología concreta no?

    Si es eso, soy un concienciado entonces.

    Xao niña!

    12:20 a. m.  
    Blogger Roxi said...

    Eulalia!
    Que bueno el detalle y la reiteración de "sin complemento", yo muchas veces he sido concienciada, vi como mi padre estaba comprometido con la causa, me la he jugado, me he liberado, etc, etc, ect, pero nunca he especificado de qué. A veces por pudor y la mayoría de las veces por poca claridad, quizás los concienciados somos muy poco metódicos, ¿cierto?
    Un abrazo!

    2:01 p. m.  

    Publicar un comentario

    Links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home

    ecoestadistica.com Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.