• quintadel44: 1949

    viernes, septiembre 08, 2006

    1949

    No eran perdedores, ni vencidos, ni militantes de ningún partido, ni héroes de la resistencia: eran supervivientes que se sentían afortunados de estar con vida tras la guerra. No tenían resentimiento ni afán de recobrar sus derechos ni esperanza de restablecer la República ni se esforzaban en ello. No tenían más orgullo que el de ir sacando a su familia del pozo de miseria en el que estaban. Fueron republicanos porque creían que era el sistema del pobre y ahora no eran franquistas, pero era lo que había y no quedaba otra que olvidar y en todo caso hablar en voz baja de aquellos tiempos.
    Cada uno se justificaba ante sí mismo y ante los demás como podía. Se generó un silencio espantoso que abarcaba desde el 31 al 36, esos años no habían existido; se podían escuchar historias sobre el Socorro Rojo, sobre los bombardeos de los nacionales, sobre cómo los maridos se iban al frente por la mañana y volvían a casa a dormir, pero había un acuerdo tácito para olvidar aquel lustro, como si el sólo hecho de mencionarlo fuera delito.
    Muchas mujeres volvieron a ir a Misa los domingos u obligaban a sus hijos a hacerlo, y se evitaba mencionar el nombre de los que habían sido fusilados o estaban en la cárcel. ¿Cárcel, qué cárcel?, a la cárcel sólo van los ladrones.
    Un trabajo, unos vales para que las Damas de Acción Católica o de la Sección Femenina te dieran mantas o toallas dependían de la discreción con la que te condujeras con respecto a la Dictadura. No había nada que temer si no alardeabas de ser rojo, y nadie iba a delatarte.
    En mi barrio, por lo tanto, no había ni un solo republicano, nadie era de izquierdas, aunque en privado todo el mundo conociera el himno de Riego y alguno lo cantara por lo bajinis cuando se emborrachaba; entonces, los demás le mandaban al carajo o le metían en casa para que no le pudiera sorprender un mal oído.

    Eran gente sin historia: nunca habían tenido otra cosa que sus sueños, y Franco los había arrancado de raiz..
    (Todo eso, diez años después de haber terminado la guerra).

    53 Comments:

    Blogger toxcatl said...

    Es una historia bonita, muy tiste, pero tambien muy bonita (me refiero solo a este post en lo de triste)

    10:42 a. m.  
    Anonymous Ros said...

    Mi abuelo quedó en Murcia en el bando de los vencidos y emigró... no se habla mucho en casa de la guerra porque en los cincuenta cambiaron de escenario por miedo... no debió ser fácil no... mi abuelo luchó en mi ciudad y siempre fue de izquierdas.

    11:00 a. m.  
    Blogger Roque said...

    Espero que no vuelva una época similar. Da mucha grima solo de pensarlo. Parece tan lejano siendo tan cercano

    Un beso

    12:37 p. m.  
    Blogger Maik Pimienta said...

    Diez años no es nada. Y tu recuerdo guarda imágenes que nosotros necesitamos saber, para valorar lo que tenemos ahora y a la vez lo que tú nos cuentas. Gracias por transmitirlo. Muchos besos.

    1:01 p. m.  
    Blogger Diogenes said...

    Parece que es tal y como lo han contado, no?. Una época muy dura!, sin duda!. Al menos..., parece que no había..., apresamientos o abusos aleatorios o preventivos, no?.

    1:19 p. m.  
    Blogger toxcatl said...

    Segun tengo entendido, en los pueblos habia lo que se llamaba "paseos selectivos" el tema es que el seleccionado no volvía.-

    2:03 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Toxcalt,
    La vida no es en blanco y negro NUNCA...
    Un beso.

    2:11 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Ros,
    tu abuelo tenía un ideal y eso lo singularizaba... Es lo más a lo que puedes aspirar en esta vida, aunque te persigan por ello.
    Un beso.

    2:13 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Roque,
    Tenemos todos la responsabilidad de que eso no vuelva a suceder EN NINGÚN PAÍS, ¿no crees?
    Un beso.

    2:14 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Maik,
    muchas gracias, corazón.
    Un beso.

    2:15 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Diógenes,
    Ya en ese momento, no, al menos en mi barrio. Ya se habían quitado de en medio lo que les estorbaba.
    Quedaron los que no eran peligrosos, y la iglesia, el ejército, la policía y las damas de la sección femenina se encargaban de que no prosperase una puta idea que les fuera hostil.

    2:18 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Toxcalt,
    no en 1949, salvo que los historiadores digan lo contrario. En ese momento, los republicanos militantes estaban en el exilio o con la boca cerrada en la clandestinidad o en la cárcel o les habían fusilado o les habían dado el "paseíllo".
    Yo hablo de la gente que no tenía una doble vida y a la que les había caído la Dictadura encima pero no tenían herramientas para rebelarse ni ocasión para pensar en otra cosa que no fuera comer; esa fue la base sociológica del franquismo: muertosdehambre extorsionados y despojados de todo, carne de cañón para cualquier ideología autoritaria, privados de todo derecho, hasta del derecho a soñar por su cuenta,
    esos que ni siquiera tenían la posibilidad de escapar, porque para ello necesitas que no te hayan robado la esperanza.
    Uffffff, no quiero ponerme rabiosa.

    2:32 p. m.  
    Blogger el necroscopio said...

    Me alegro de que alguien lo reivindique, lo publique.
    Basta de tanto "patriota" inútil hijo de aquellos que no sufrieron la derrota y que ha sido indoctrinado sólo para hacer reverencias al dinero.
    En aquel tiempo tenía un sentido ser de uno u otro bando.
    Además denuncio el revanchismo "de pitillera"que se ha producido por quitar el busto de un dictador de una plaza pública -como ha pasado recientemente-, eso casi me dá mas miedo.
    Tienes toda la razón: hay que impedir algo parecido a toda costa allí donde pueda producirse.
    Un saludo.

    2:53 p. m.  
    Blogger velouria said...

    Cuando volvió, con la espalda cosida por la metralla, mi abuelo nunca jamás habló de la guerra. Nunca.
    Eso sí, la mantita con la que hizo la batalla del ebro, esa mantita llena de agujeros y no sólo de polillas, la guardó hasta que se murió. En casa todavía la cuidamos como si fuera un tesoro.

    Me gusta y emociona especialmente tu blog.

    2:55 p. m.  
    Blogger manolotel said...

    No es tristeza lo que se respira. Es algo peor y algo mejor. Peor porque a los vencedores les habian vencido internacionalmente en el campo de las ideas y a los vencidos les estaban arrebatado la memoria. Mejor porque a pesar de todo la vida sobrevivía a la esperanza no como una flor de plastico sino como una nuez escondida por una ardilla. Es dificil (pero tu lo haces estupendamente) no dejarse llevar por la mezcla de sensaciones e ideas contrapuestas que produce esta mirada personal hacia atrás tan fidedigna y tan común .

    Un besote y sigue como vas, sin "acritú" pero sin paños calientes.

    3:03 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    jatqlz,
    Había dos bandos, y una gente a quien todo le pilló en medio y que hubiera ganado mucho con el mantenimiento de la legalidad republicana, pero que no tuvo tiempo de asumirlo.
    Ahora también hay una gente que está en medio, creyendo que todos los políticos son iguales y que la política es una mierda.
    Ojo con eso.
    Un besito

    4:52 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Velouria,
    Esos hombres y mujeres criaron hijos para que no murieran en ninguna otra batalla. Y no lo hicieron tan mal, a pesar de los pesares: aquí estamos, hablando de lo que nos da la gana...
    Un beso.

    4:54 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Manolo,
    casi me alegra más el hecho de leerte que las dulces palabras que escribes: quiere decir que andas ya inquieto y tal.
    Un besote

    4:55 p. m.  
    Blogger doble visión said...

    Eu, leo este post y me viene a la cabeza algo que sucedio ayer por la noche...Estaba cenando en el restaurant de un hotel de los que uso cuando viajo cada semana...Cerca, hablando con otro cliente que comía, andaba el dueño del establecimiento, a quien conozco obviamente, despotricando contra ZP (algo a lo que tiene derecho), pero en un momento, se ve que se le cruzó un chip y se despachó con un "Yo nunca trabajé y viví más tranquilo que en la época de Franco".
    Lo miré, me miró y sólo sonreí...tuve ganas de contestarle, "¿pero no te das cuenta que esto en la epoca de Franco no lo hubieras podiso decir?"...pero decidí que la trucha y las patatitas que esperaban en el plato, valían mil veces más.

    saludos
    marcelo

    5:11 p. m.  
    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    Y ahora, setenta años después, no puedo evitar leerlo con cierto grado de incredulidad. Tal vez por el manto de irrealidad con el que todo lo cubre el tiempo. Me siento raro, mal, un poco mareado. Es extraño. Gracias.

    5:32 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Doble Visión, preciosa,
    Claro que hubo gente que vivía mejor y podía decir lo que quisiera, porque daba la casualidad de que coincidía con las ideas del "Régimen".
    Otros hicieron carrera o fortuna al río revuelto de la España en ruinas, ¿cómo no van a echar de menos la dictadura?
    Un beso.

    5:55 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Pow,
    a mí me impresiona que los sencillos recuerdos de una nena os puedan interesar.
    Ahora le toca a mi familia salir a escena.
    Un beso.

    5:57 p. m.  
    Blogger Zifnab said...

    No tenían más orgullo que el de ir sacando a su familia del pozo de miseria en el que estaban

    No creo que exista un orullo mayor que ese. Ella dice que odiar es conceder demasiada importancia. No es que le de la razón en muchas ocasiones (en general a poca gente :-D) pero en esto más que una santa.

    Y esto

    aunque en privado todo el mundo conociera el himno de Riego y alguno lo cantara por lo bajinis cuando se emborrachaba

    da para un cuento triste

    Un beso Eulalia. Se feliz. Me encantan tus batallitas. Si tienen rencor no se nota. A lo mejor cuento alguna de mi abuela (mucho más mayor que tu) pero nunca pondré que está basada en hechos reales

    Se feliz

    6:13 p. m.  
    Blogger chanchiss said...

    ¡Y SI HUBIESEN SIDO LOS DE IZQUIERDAS LOS TRIUNFADORES?! LA HISTORIA LA ESCRIBE NO LOS GANADORES, SINO LA MAYORÍA...

    6:23 p. m.  
    Blogger Lula Towanda said...

    En la distancia todo se ve más nítido, menos visceral y se comprenden todas las actitudes.
    Me gusta mucho el tono que le das porque no tiene hiel, solo un poco de tristeza por el tiempo perdido.
    He visto una referencia a la Sección femenina :-)
    ¿sabes que me mandan e-mails pensando que soy la heredera de las Primo de Riveras's girls?
    ¿Sabes que tuve que filtar a las falanges (hay varias) en la publicidad contextual de google?

    6:25 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Mago,
    puede que tú y Ella estéis en lo cierto, pero es un orgullo que nadie jalea.
    Si, el himno de Riego en boca de un borracho puede dar para un cuento triste, pero no seré yo quien lo haga: me dan como escalofríos.
    Un beso.

    6:49 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Chanchiss, nena:
    la mayoría, en democracia, sí. En una dictadura "la mayoría" no existe a efectos decisorios. Son mano de obra y paridoras y carne de cañón. Punto.
    ¡Ah!, los vencidos no fueron "las izquierdas", fueron los republicanos y monárquicos demócratas, de derechas y de izquierdas, no lo olvides.
    Un beso.

    6:53 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Lula,
    jamía, es que lo de "Sección Femenina" todavía tiene muchas connotaciones... Incluso para mí...
    Aunque tu avatar ya me dio una pista...
    Un beso.

    6:55 p. m.  
    Blogger A silent heart in a noisy world said...

    Que tema más complejo este de la posguerra, ¿no? Con esa extraña manía de clasificar el mundo a través de dicotomías se suele hablar de vencedores y vencidos, así, sin más, pero a poco que te pones a mirar con algo más de atención te das cuenta de que las cosas debieron de ser algo más complicadas. Me gusta lo que le dices a Chanchis de que "los vencidos no fueron 'las izquierdas', fueron los republicanos y monárquicos demócratas, de derechas y de izquierdas". ¿Y los que apoyaban el levantamiento militar y la falange y al terminar la guerra se dieron cuenta de que las cosas no se desarrollaban como ellos creían que iba a ocurrir...?
    Me gusta tu visión porque cuentas lo que recuerdas y hablas de los que se vieron atrapados en medio de todo aquello y todo lo que querían era salir adelante, sobrevivir a la guerra, la posguerra y el régimen. Eso sí que es una hazaña, al menos para mí.
    Un beso

    7:28 p. m.  
    Anonymous yahoraquebonita said...

    Me ha encantado tu blog
    Esta ultima historia me ha recordado mucho, a las q mi abuelo me contaba

    Besitos, volvere a visitarte

    10:08 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Yahoraqué...
    gracias por los elogios, estás en tu casa.
    Un beso.

    10:37 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    A Silent...

    En medio de "todo aquello" se vieron atrapados todos los que no se levantaron con Franco, tanto los que lucharon como los que no; quienes murieron porque tenían determinadas ideas y quienes tuvieron que escapar y quienes se quedaron. Los que tuvieron voluntad de recordar y los que se metieron un tiro en la memoria...

    Yo no quiero reivindicar nada salvo que quienes hoy se quedan en el África Subsahariana viendo cómo se hacen a la mar los cayucos me recuerdan mucho a la gente que yo conocí de pequeña.

    Todos los demás tienen quien les ensalce, les recuerde, les ame o les odie y les ayude. Ellos no.

    No tuvimos ni un Plan Marshall como los alemanes y los italianos, ni una victoria como los franceses o los rusos, ni siquiera unos Estados Unidos que nos bloquearan económicamente durante tanto tiempo como a los cubanos.
    No teníamos otra identidad que la que Franco quiso, mecagüen, como ahora el África moribunda no tiene más que a los señores de la guerra, el sida y la sequía.
    Un beso.

    10:53 p. m.  
    Blogger mamen somar said...

    El silencio sigue existiendo, Eulalia. Formo parte de un equipo en el cual hay republicanos, personas de izquierdas, apolíticos y algún perdido/a en política (yo). Este equipo se encarga de organizar a personas que llegan para buscar a desaparecidos en la guerra civil, para abrir fosas donde que se sabe el lugar en que están enterrados, la gente de los pueblos sigue en su miedo, en su silencio aunque a veces consigues que alguien te cuente tal o cual cosa. El alma se te cae a trozos y la búsqueda continua...
    Es muy importante que los más jóvenes sean conscientes de que hubo una guerra, una dictadura y muchas victimas. Sigue habiendo lugares por donde la luz no llega y eso es triste para un lugar como el nuestro, donde la luz es la vida.
    Un beso.
    Mamen

    1:00 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Mamen,
    No podemos identificar siempre el miedo y el silencio: hay personas que piensan que no es bueno volver sobre aquella locura; hay quienes sencillamente quedaron rotos y no quieren recordar; hay secretos que nadie tiene el derecho a desvelar si es a costa de que alguien sufra una vez más por aquella guerra, y hay quien no desea decir nada porque hubiera querido que la Dictadura hubiera continuado para siempre...
    En los pueblos se conocen demasiado bien unos y otros, y el rico continúa siendo el que da trabajo. Quienes se fueron no pueden entender el silencio; pero si se levanta el velo, ellos se irán y dejarán otra vez abierta la herida.
    No pienses que no entiendo a quienes desean encontrar a sus padres, o a sus hermanos, solo que tambien entiendo a quien, aún desde la izquierda y el republicanismo dirían, si fuera en estos momentos políticamente correcto, "Dejad que los muertos entierren a los muertos".
    Un beso.

    1:39 a. m.  
    Anonymous júlia said...

    Sobre la guerra, la 'noto' más ahora que cuando era pequeña, en mi barrio, como en el tuyo, no se hablaba del tema, se quería olvidar. Creo que en parte por miedo, pero también por miedo de lo que había sido capaz de hacer la gente. En Catalunya, además, se vivió mucho y durante más tiempo la violencia republicana y actuaciones arbitrarias como las de la FAI generaron más franquistas que Franco. Creo que no hay blanco ni negro, evidentemente, muchos tuvimos parientes en los dos bandos, gente neutral sufrió violencia por todas partes, desgraciadamente en estas situaciones dominan los matones y no la gente razonable y pacífica. Creo que ahora hay un cierto revanchismo, culpa de una transición bastante ambigua y también de una necesidad de héroes del pasado. Yo también soy partidaria de que los muertos entierren a los muertos. Los franquistas ganaron y tuvieron más tiempo para hacer disparates y crueldades, claro, pero no todas las víctimas son inocentes, y me duele decir eso.

    9:29 a. m.  
    Anonymous júlia said...

    Por cierto, a veces desengañan más los errores y injusticias perpetradas por una izquierda que predica justicia e igualdad, que los de una derecha de la cual ya se sabe que se puede esperar. Simplificando, diría que la izquierda no sólo ha de ser honrada sinó que ha de parecerlo, su responsabilitat es mucho más grande.

    9:31 a. m.  
    Blogger Hans said...

    Partiendo de la base de que no me considero hombre de derechas: he ahí el error, siempre, Júlia.
    La más execrable de las bajezas morales de la historia ha sido de izquierdas (estalinismo, en general y su acción en España en particular).
    Las peores abyecciones, de izquierda (justificaciones de lo injustificable por los intelectuales autodenominados de izquierda en toda Europa: pacto Molotov-Ribbentrop, actitud después de la guerra, etc, etc.).
    Las peores aberraciones, de izquierda (y no precisamente de la FAI, el PCE es al menos igual de culpable).
    No es cierto eso de "la derecha de la cual ya se sabe que se puede esperar". De momento, en España, esa "Derecha de la que ya se sabe lo que se puede esperar", llegado el momento, se quitó de enmedio (1978), cosa que la izquierda no supo hacer (1934).
    En España, si llevamos la contabilidad de las animaladas de un lado y otro, yo no veo excelencia ninguna en la izquierda: sólo veo una guerra perdida, mal y desordenadamente peleada contra un animal de bellota que de ese modo pudo perpetrar otro buen puñado de brutalidades, y revanchismo con setenta años de retraso después de una victoria -casual, pero como he dicho tantas veces eso no justifica para nada al pepé- en las urnas.
    La acción pública de la izquierda en España ha sido una cadena de contradioses. Y de resultas de eso, cuarenta años de tener que callar la boca y llegar en 1982 para enganchar el chollo y hacer de la corrupción el modus operandi.
    No, por Dios: que no me hablen de ética de izquierdas en España: eso no ha existido jamás.

    2:51 p. m.  
    Blogger Molinera said...

    Creo que ni en España ni en ningún lado, las personas de izquierda con una ética noble han 'desaparecido' o las han hecho desaparecer los poderes vigentes, a veces de su misma ideología. Respecto a la derecha, hay una derecha conservadora pero civilizada y otra... radical y peligrosa. De todas maneras, actualmente, los límites son difusos y ambiguos. De todas maneras, a veces los españoles adolecemos de un cierto complejo de inferioridad, pero la guerra europea fue también guerra civil en Francia, dónde Sartre tomaba café con los alemanes para radicalizarse después y obviar y esconder el estalinismo, del cual tenía información directa. Pongo a Sartre por ejemplo porque es elprimero que me ha venido a la cabeza.

    5:18 p. m.  
    Blogger Hans said...

    Molinera, he cortado mi comment -para no ser tanto, tan coñazo- pero precisamente pensaba en Sartre cuando escribía 'justificaciones de lo injustificable por los intelectuales autodenominados de izquierda en toda Europa'

    8:19 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Hay una ética de derechas y una ética de izquierdas que se diferencian muy bien, porque mientras la de derechas en excluyente, la de izquierdas es inclusiva, y ambas son abiertas a nuevos conocimientos, nuevas realidades, nuevas exigencias; por ello es tan difícil juzgar hechos pasados con criterios éticos actuales.
    Otra cuestión es que la conducta de los líderes políticos e intelectuales se ajuste a la ética que se les supone; pero son sólo seres humanos.
    La ética que una persona proclama es el referente que tenemos para juzgarla, pero también es cierto que los de "a pie" solemos hacer dejación de nuestras responsabilidades como ciudadanos, y nos limitamos a juzgar severamente al que está en el ruedo... Viendo los toros desde la barrera.
    En cuanto a la guerra, no debemos olvidar que fue eso: una guerra en la primera mitad del siglo pasado, y que se inició porque unos cuantos fascistas que tenían mando en el Ejército se levantaron contra la legalidad democrática.
    ...Y luego deberíamos hablar de los chorizos y la prensa, o de la prensa y los chorizos: algún día habrá que pedir responsabilidades a quienes han conseguido que se identifique política con latrocinio.
    La enseñanza y la sanidad gratuita para todos, las leyes más avanzadas, en España, no son fruto únicamente de la Democracia: son producto del esfuerzo de una izquierda mucho peor valorada de lo que se merece, porque ha cometido errores, pero ha tenido muchos aciertos que nadie jalea, nadie reconoce, nadie agradece.
    (Y que conste que nunca he votado al Partido Socialista).
    Un beso

    10:15 p. m.  
    Blogger Hans said...

    En fin, desde un punto de vista kantiano es evidente que la ética es un imperativo autónomo-no heterónomo-, de manera que quizás el debate está planteado erróneamente. No puedo juzgar la acción de alguien cuyo paradigma ético -si lo tiene- sea diferente al mio: ya se juzgará él, ya me juzgaré yo conforme al mío.

    En lo que no creo es en la supuesta excelencia ideal de la izquierda; es más bien al revés, tanto en las versiones más moderadas (sustitución de unos titulares del poder por otros, a toda costa, so justificación de la necesidad del cambio) como en las más radicales (exterminio del enemigo) hay una definitiva justificación de cualesquiera medios para obtener los fines: el Poder. Rechazo del idealismo. Hobbesianismo implícito, struggle for life (Kampf ums leben) ... etc.

    Si se combina eso con inexperiencia y corruptibilidad, aviados vamos. Y esa es exactamente la realidad de la izquierda en España. Sin excepciones. No acabo de ver qué tiene de bueno esa manera de pensar, máxime cuando jamás tan excelente armamento ético jamás ha sido aplicado en el mundo real.

    De todos modos, sería un honor para mí, querida Eulalia, saber cómo determinas y a qué te refieres con 'ética de derechas' y 'ética de izquierdas'.
    En cuanto a la tendencia a excluir, estarás conmigo en que el modelo de debate actual en España, introducido por los indeseables estos que están en el gobierno, es el de la absoluta exclusión, la de consideración del contrario como enemigo: no se había repetido tanto lo de 'fascista' y con tanto desacierto como desde las lamentables pasadas elecciones. Ánsar sería un incompetente por muchos conceptos, y a sus secuaces Acebes I el Tonto y 'Honest Joe' Zaplana mejor no calificarlos, pero eso, en particular, no lo introdujeron ellos. Han sido sólo y exclusivamente los sozis. Ya me contarás qué aciertos importantes atribuyes a estos.

    Por cierto, seamos rigurosos ¿La sanidad gratuita para todos es producto de la izquierda en España, Eulalia? ¿no será que estás olvidando que la Seguridad Social es fruto, precisamente, de la oprobiosa (leyes de 1939, seguro de vejez y 1942 del seguro obligatorio de enfermedad)? ¿consideras que el modelo educativo introducido por los sozis ya desde el nefasto Maravall merece cosa diferente del denuesto hasta la congelación del infierno? (y de lo de la gratuidad me rio bastante: tú has tenido uno. Yo tengo tres, y si quieres te lo explico :D)
    Otro beso y gordo por aguantar estos leñazos :D

    2:04 a. m.  
    Blogger GLAUKA said...

    Y ahora sale la enciclopedia de Franco ...

    2:19 a. m.  
    Blogger Soltaire said...

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    10:05 a. m.  
    Blogger Soltaire said...

    Es increíble como los hechos quedan en la memoria y almas de las personas aunque hayan pasado muchos años..., imagínate que aquí, en Chile, ya han pasado más de 30 años del golpe militar que dió inicio a la dictadura de Pinochet, y ahora, en 2006 aún continúan las protestas y atentados cercanos al 11 de septiembre, fecha en que se conmemora el golpe militar...
    30 años... y aún siguen personas sintiéndolo tan presente

    Un beso,
    Soltaire

    10:10 a. m.  
    Blogger Marga F. Rosende said...

    Valiosísima crónica querida Eulalia, gracias por compartirla, es tan necesaria....

    2:29 p. m.  
    Blogger varo said...

    Ha dado que hablar el post... La verdad que la gente lleva dándole vueltas a los años franquistas, a las muertes injustas... pero lo más grave es que ahora mismo también se están cometiendo esas barbaridades. ¿Esperaremos cincuenta años para acordarnos de ellos?

    Enfin, fue un capítulo triste, pero si hubiesen ganado los republicanos, la represión hubiese sido la misma...

    Un besin!!

    2:40 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Hans,
    hombre, ceñirte a Kant para hablar de ética es como centrarte en Charles Chaplin para hablar de cine.
    Yo me atengo a la ética estadística, que distingue claramente dos códigos, y hablo de la ética de los valores, no de las conductas.
    Y la Seguridad Social, hasta que llegaron los socialistas, no fue sino un sistema de cotización exclusivo para (algunos) trabajadores. Hoy la sanidad y las pensiones no dependen de ninguna cotización previa y es universal, lo mismo que la enseñanza.
    Otra cosa es que todo sea manifiesta, necesaria y urgentemente mejorable.
    Un beso.

    2:50 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Glauka,
    Y ¿Por qué no?, siempre que los recopiladores se atengan a la Constitución y no hagan apología de valores incompatibles con ella...
    Un beso.

    2:51 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Soltaire,
    ESE 11 de septiembre ha quedado grabado en el alma de muchos que no somos chilenos...
    Un beso.

    2:53 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Marga,
    Gracias, querida. Cuando queda escrita, no se nota el esfuerzo, pero intento no contaminarla con lo que sé ahora...
    Un beso.

    2:56 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Varo,
    No podemos saber qué hubiera ocurrido si hubieran ganado los republicanos. Lo único que tenemos es lo que ocurrió. Y lo que no podemos olvidar es que había una legalidad democrática - muy avanzada para la época, por cierto - y que nos la jodieron.
    Y eso no puede negarlo NADIE.
    Un beso.

    2:58 p. m.  
    Blogger Roxi said...

    Eulalia:
    Que desolador, pero que bien contado tu relato de los supervivientes. Creo que en diferentes partes del mundo y en diferentes períodos históricos los hay, muchas veces somos nosotros mismos que no nos damos cuenta y también hacemos un acuerdo tácito para olvidar los momentos dolorosos, para hacer como que nunca existieron.
    Pero tu ahora estas recordando, y con una claridad y una poesía abismante.
    Me emociona leerte, seguiré hacia arriba el relato pues me he perdido algunos días que he estado full.
    Un abrazo!

    1:19 a. m.  
    Blogger El Deivid said...

    Me encanta cómo has contado el relato, puedo vivir la sensación de impotencia y resignación. Podría decir más pero no lo diré.

    5:28 p. m.  

    Publicar un comentario

    Links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home

    ecoestadistica.com Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.