• quintadel44: 1969 FIN DE VIAJE

    martes, diciembre 19, 2006

    1969 FIN DE VIAJE

    Atravesar el Macizo Central francés a dedo es una experiencia más dura que una etapa del Tour: hubo bares en donde no nos dejaban entrar, por españoles; permanecíamos en los estrechos arcenes durante horas, y sólo el miedo a las alimañas nos empujaba a montar la tienda cuando nos dejaban en mitad de la noche a las afueras de algún lugar, tan cansados terminábamos los días. Pero comparaba, asombrada, las diferencias entre la Francia profunda y la España mesetaria.

    En Beziers cambió nuestra suerte: nos recogió un trío francés compuesto por una jovencísima pareja y su amigo, guapos aquellos, feo como un sátiro el impar. Iban al camping de La Escala en donde nosotros pensábamos culminar el viaje.

    Allí nos quedamos una semana: nuestros nuevos amigos nos dijeron que, si nosotros teníamos para pagar el camping, ellos se encargaban de la comida, porque los padres de la niña - perdonad que no recuerde su nombre: no volví a verla después de aquellos siete días - estaban allí y veían en nosotros unos profesores de español y unos guías pintiparados.

    El Golfo de Rosas me pareció el lugar más cosmopolita, más bello y más acogedor de todo el viaje. Hacíamos el amor - aquí sí tiene sentido esa expresión - de noche, entre las dunas; jugábamos en la playa inmensa y semivacía; acompañábamos a nuestros mecenas a comprar al mercado de San Pedro Pescador y les enseñábamos a decir un anís con agua muy fría, por favor - sustitutivo del pastiss que tomaban de aperitivo en su tierra - en las pequeñas terrazas que todos los mediterráneos saben improvisar a la puerta de cualquier bar; paseábamos en su 2CV, despojado del chasis, para llegar con la vajilla hasta el lavadero del camping, tan grande era. El sátiro decía: Lula, belísima, y Ex me abrazaba fieramente. Fuimos a Ampurias. Consumíamos al sol los días más felices del viaje.

    Un día, a la hora de la siesta, sudorosos y satisfechos después de un asalto sexual rápido, silencioso y eficaz, Ex me propuso que nos fuéramos a vivir juntos: iba a empezar a trabajar - media jornada - en el laboratorio fotográfico de unos amigos, y entre los dos podríamos manejarnos en lo económico. Tenía tres años y medio menos que yo, y una madurez, al menos en apariencia, mayor que muchos de treinta. Era el primer hombre que no había expresado necesidad de cambiarme. No discutíamos: hablábamos, o quizá me dejaba hablar. Su estilo sexual de entonces se emparejaba bien con el mío. No me ponía en cuestión. Nunca intentaría someter mi voluntad. Nunca intentaría desviarme de mi camino. No caí en que había sido educado en un internado autoritario y había aprendido a ocultarse: nunca, tampoco, he llegado a saber quién era.

    Asentí.

    Regresando a Madrid, nos recogió en las afueras de Barcelona un camionero zaragozano. Venía disparado, con miedo a unas nubes que vigilaba por el retrovisor. Paró en el último momento para poner la lona y proteger la carga que traía. Exigió a Ex que saliera a ayudarle, y éste no sabía por dónde empezar. El otro se desgañitaba dando unas instrucciones ininteligibles. Todavía me río recordando como gritaba una y otra vez: "Pero, ¡coño!, ¿es que nunca has puesto una lona? ¡Tira de ahi!", y Ex, sin perder su cachaza, preguntando con su profunda voz que de dónde había que jalar, para desesperación del viejo. Empezaban a caer gotas que amenazaban granizo, el maño cada vez más enfadado, yo muerta de risa en la cabina y mi chico manteniendo el tipo: qué trance. La lona fue colocada, no sin trabajo y sin que ambos dos se empaparan: en aquel momento me sentí afortunada de ser una débil mujercita de quien nadie espera gran cosa, para qué negarlo.

    Cuando bajamos de aquel camión, teníamos tantas cosas en qué pensar que no nos dio tiempo a lamentar el final de aquellas vacaciones.

    35 Comments:

    Blogger Eleuterio Gálvez, el cónsul temerario said...

    Queridísima Eulalia:
    El internado de Ex era, imagino, tan autoritario como pudo ser la España de aquella época. Me resulta inevitable recordar mi colegio, regentado por unos curas españoles, de la España viril en la que ya de grande me enteré que existían otras lenguas además del castellano. Uno de aquellos curas fue la primera persona que me habló de un Sr. Franco. Cuando ya todo el curso sabía quien era, este profesor lo reivindicaba, alegando en su favor que era un gran creyente.
    Sin sorna, pues recuerdo con cariño a mi colegio, digo que a esa temprana edad perdí la fe.
    Un beso,
    Eleuterio.

    11:42 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    CÓNSUL,
    Siempre me fascina que cada uno de vosotros centréis la mirada en una frase diferente del post, y el párrafo al que te refieres no lo he escrito, de ningún modo, a humo de pajas.
    (Todavía hay por acá quien reivindica al fantoche, con la excusa de que salvó a España de las hordas comunistas. Por fortuna, cada vez son menos).
    Un beso.

    1:09 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Alguien me ha dicho hace poco (la gente habla de ti a tus espaldas, ten cuidado :-D) que tienes un don para contar cosas. Y dado la relevancia de quien lo dice, no seré yo quien lo discuta (incluso, aunque sea verdad porque es verdad. Eres exacta y eso para mí es la hostia de dificil

    Para mí existen dos paraisos (no, es mentira, existen muchos más pero ahora no me apetece poner a borrar lo dicho) así como repletos de mar. Cadaques and company y Caños and company (y mira que caen lejos el uno del otro). Y me han dado unas ganas tremendas de regresar y de ver esas dunas y de sentir la arena en la espanda, y en el vientre a Ella.

    Terriblemente sugerente, mi muy estimada Eulalia

    Se feliz

    6:10 a. m.  
    Blogger Gavanido said...

    Supongo que la inesperada situación en la que te metiste los últimos días de viaje con tu "Sí", limo un poco el dolor que se debe sentir al termino de unas vacaciones como esas y de algún modo hizo que la aventura continuase. Ahora solo espero, cual cotilla, saber el desenlace de esta nueva aventura.

    Un beso.

    11:51 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    MAGO,
    Son las once de la mañana. No me duele la espalda. Tengo mi primer café aquí y acabo de leer tu comentario. Esta tarde veré a Andrés.
    ¿Cabe imaginar mejor modo de empezar el día? :)
    (Tú si que sabes, cuando quieres, hacer feliz a la gente por Navidad, signifique lo que signifique para ti, y para mí, esa palabra).
    Un beso.

    12:13 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    GAVANIDO,
    Ciertas vacaciones no acaban el día del regreso; en verdad, se quedan para siempre, sin rastro de melancolía y sin pena.
    Me gusta que lo hayas entendido, porque mi filosofía es enlazar un proyecto tras otro, a manera de escalones - personales e intrasferibles - que nada tienen que ver con el éxito profesional y todas esas zarandajas con las que se nos marea, sino con la pasión por vivir.
    Tú ya me entiendes.
    Un beso.

    12:51 p. m.  
    Blogger Peca said...

    Espero con ganas el desarrollo de la convivencia, sin duda más conflictiva y dificil que las vacaciones.
    Un beso

    1:16 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Pasión por vivir es lo que tu tienes gran señora, que pases buenisísimas fiestas y buenisísimo que sea para tí y tus comentaristas 2007.
    Pórtate bien, sabiendo lo que para tí pueda significar eso.
    Besos

    3:29 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PECA,
    Los conflictos son la sal de la vida, jamía. :)
    No habría Caperucita sin Lobo, ni Cenicienta sin Madrastra, ni 101 Dálmatas sin Cruella...
    En fin.
    Un besito.

    3:42 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    CAFÉ,
    Nena, hay piropos como este tuyo que - si supiera bordar - los materializaría con hilo de seda en un cojín para los malos días...
    Un besazo, y felices fiestas del amor para ti también.

    3:45 p. m.  
    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    Nunca me ha gustado hacer proposiciones o tomar decisiones en mitad de un viaje. Y menos en medio de un viaje como éste. La conciencia se halla perdida en esos momentos, evadida de sentimientos y pensamientos. No hay mejor momento para equivocarse como ése.
    Aunque tú acertases, yo jamás me atrevería a considerar algo así. Es más, quizá llegase incluso a considerar una grosería la proposición...

    3:57 p. m.  
    Blogger humilde said...

    ....tiene que estar bien eso de comenzar un viaje de una manera, y al volver haber cambiado de forma de ser y de vida.... más que un viaje iniciático, es como un intermedio....

    4:01 p. m.  
    Blogger Azena said...

    qué viaje tan interesante y qué vida tan interesante...

    me tienes pegada a la pantalla ;-)

    4:49 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Sinceramente, Lula, querida Eulalia, me gustan tanto tus relatos como los comentarios que van dejando a tu paso. Tienes la habilidad de conseguir despertar en los demás -unos selectos demás- cosas tan increíbles, comentarios tan certeros, como la verdad que tras tus palabras.
    Un beso, guapísima

    6:24 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    POW,
    A veces, estar fuera del quicio es el mejor lugar para ver las cosas más como son...
    Un beso.

    8:43 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Humilde,
    No es que estuviera bien, es que fue exactamente lo que en aquel momento procedía. :)
    Un beso.

    8:44 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    AZENA,
    Hace mucho el "talante", jamía, que no sólo es cosa del de León. :DD
    Un beso.

    8:45 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PROPAGANDHI,
    Cuando yo digo que escribir en un blog es mil veces más divertido que hacer un libro, es por lo mismo.
    Y yo tengo suerte, pero léete el blog de Gavanido, para que te vayas enterando de lo que vale un peine. :)
    Un beso.

    8:47 p. m.  
    Blogger suri kata said...

    Ya no sé si es porque tienes una vida muy interesante o porque sabes contarla tan bien. Da igual, la envidia (sana) me corroe.

    12:05 a. m.  
    Blogger manolotel said...

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    12:18 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Eulalia: Valió la pena esperar la vuelta a Madrid.Se que muchos han comentado respecto de sus propios viajes de iniciación o bien, de sus vacaciones inolvidables.NO abundo sobre el tema, porque se trata de TU viaje, no del mío.
    Ha quedado claro que allí se decidió parte de tu futuro y que le debes a Amsterdam o a Antwerpen ( la confusión es natural, a mi me pasó con la determinación del lugar de nacimiento de un tío abuelo)los males o bienes posteriores.
    Un beso
    Solís

    2:56 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Suri Kata,
    Si a mi edad no tuviera NADA interesante - o que a mí me pareciera interesante - que contar, sería pa'pegarse un tiro, ¿no crees, corazón? :DD
    Un beso.

    3:45 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Manolotel,
    Hoy viene mi hijo: paso a ser madre a tiempo completo...
    Ya te escribo.
    Un besazo.

    3:47 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    SOLÍS,
    Males y bienes dependen tanto del azar como de las decisiones que tomamos nosotros o los vecinos...
    En cuanto a los viajes propios y ajenos, alrededor del mundo o de uno mismo, son uno de los pilares de la literatura universal; a mí me gusta casi tanto como narrar los míos leer los que otros emprendieron, emprenden o piensan emprender, sea o no sea literatura, sean verdad o mentira, con buen o mal final...
    Así que, por mí, no te cortes.
    Un gran abrazo.

    3:53 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Qué parada y fonda en Catalunya, chica.
    Cadaqués me marcó un volver a sentir, hace unos años.
    Y se volvió a agotar.
    Ni volví entonces,
    ni aún he vuelto.

    Un placer seguir este viaje. Pero no acabó aquí, seguro. Más estaciones...

    4:46 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Hola,
    pregunta off-topic -borrar-:
    Como se que eres una de las lectoras del blog de "el tipo de la brocha" me gustaria saber si tu tampoco consigues verlo, o si es problema unicamente mio, pero a traves de la direccion http://eltipodelabrocha.blogspot.com no consigo acceder.
    kinovich@gmail.co

    4:54 p. m.  
    Blogger manolotel said...

    Vale. Espero que lo hayas anotado porque voy a borrar el comentario. o me gusta ir dejar el mail a la vista. Disfruta del reencuentro. Beso

    7:23 p. m.  
    Blogger Para, creo que voy a vomitar said...

    Uhmmm, un poco de sexo es lo que echaba de menos yo por estas historias! jajaja

    Chica, que no me gusten las navidades no significa que no me guste desear cosas buenas y de corazón!! La diferencia es que me gusta hacerlo durante todo el año, no sólo ahora!!

    Hija, cada uno lo vive a un manera. Yo espero que tú lo vivas felicérrima! :)

    7:51 p. m.  
    Blogger Zebedeo said...

    Vaya, llegué cuando comenzaba el viaje y vuelvo cuando acaba. Lo dicho, cada viaje es único e irrepetible porque las experiencias son únicas e irrepetibles.
    Me alegro que lo hayas pasado bien en aquella epóca y disfrutado de ese viaje. Ahora sí, nos tienes que contar que pasó después con EX.

    10:08 p. m.  
    Blogger manuespada said...

    Desde luego que los pecados son la sal de la vida, y la culpabilidad esla diabetes. Salud.

    12:50 a. m.  
    Blogger JeJo said...

    - Me gustó muchísimo el inborrable recuerdo de las dunas de El Golfo de Rosas ... Y esa proposición aceptada.
    Me gusta Ex ... creo que es un buen tipo
    (alguien que te no te exige cambios tiene que ser un buen tipo).

    Saludos. (Navideños ?)

    Como sea, FELICIDADES EULALIA !.

    4:21 a. m.  
    Blogger Marcos Mateu said...

    Feliz navidad y 2 0 0 7!
    (te deje respuesta en mi blog por cierto)

    10:11 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Un final feliz, pues, con novio y todo aunque luego se gaara la categoría de Ex. Tienes el don de saber contar muy bien las historias, ya lo sabes. Un beso.

    7:17 p. m.  
    Blogger manuel_h said...

    me ha encantado tu viaje. Me recuerda mucho a los primeros que hicimos mi entonces novia y yo, aunque no coinciden las fechas. Más o menos diez años después que tú, acampábamos nosotros en el mismo estadio olímpico.

    besoss

    12:54 a. m.  
    Blogger Esther Hhhh said...

    Ainnss... Ya tenía ganas de leerte... He viajado contigo un rato, y me he bañado en las playas de las que hablas. Por cierto, que frío he sentido en la carretera del macizo central francés... Y que bonito es el amor cuando no sabes lo malo que tiene.
    En fin, al menos, como bien dices, parece, en principio, que Ex no pretendía cambiarte.
    Besitos guapa, voy a seguir leyendo...

    8:34 p. m.  

    Publicar un comentario

    Links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home

    ecoestadistica.com Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.