• quintadel44: 1962 NADAR Y...

    lunes, octubre 30, 2006

    1962 NADAR Y...

    No: no le había guardado la ausencia debida a Alfredo.

    Durante esos diez meses en que mi novio tuvo la imprudencia de marcharse y permitirme pensar por mi cuenta, aproveché para coquetear con elementos masculinos de todo tipo y pelaje, a saber:

    1. Un mozo que trabajaba en el taller de fundición, guapo a la manera de ese chico de OT de los ricitos pero sin pasar por estilismo. Tenía novia, de modo que no representaba ningún peligro. Hablábamos de la vida, del trabajo, del ser y deber ser... Lo que se dice un flirteo en toda regla. Comíamos juntos, y alguna tarde de domingo fuimos de guateque en pandilla. Su novia era fea y formal.

    2. Un hombre casado que venía a visitarme al despacho por las tardes, cuando el jefe se había ido, o en el turno de comedor de mis compañeras. Se había empeñado en que aprendiese inglés, y estoy segura de que me decía en ese idioma las cosas que no se hubiera atrevido a decirme, ni hubiera sido decente que lo hiciera. Era treintañero y atractivo de una forma que sólo las mujeres podemos entender: por la oreja.

    3. Un barriobajero de la nave de montaje, poco amigo de lavarse, inteligentísimo, ennoviado, con unos ojos lascivos que me recorrían el cuerpo con más eficacia sensual que las manos de mi novio. Los trayectos en el autobús de la empresa se llenaban de frases de doble sentido, insinuaciones, silencios cómplices, en fin.

    4. El secretario del Director. Licenciado en algo. Familia de muchos apellidos. Bajito aunque, eso sí, con una carita de niño bien alimentado que daba gusto ver. Con él hablaba de mis planes de estudiar cuando me bajaba a Madrid en su coche cada vez que, por necesidades de trabajo, teníamos que quedarnos hasta las ocho o las nueve de la noche en la oficina. Luego nos tomábamos un café. Hace poco supe, por una prima suya sindicalista, que había muerto de un infarto a los cincuenta y tantos.

    5. Un analfabeto funcional clon de Manuel Benítez, el Cordobés, primera figura mediática de este país. Bailaba estupendamente. No sabía hacer otra cosa.

    6. Un vividor pelirrojo y simpático que finalmente se hizo novio de Mariluz durante unos meses. Otro que bailaba el rock and roll de muerte.

    7. Un estudiante de no sé qué ingeniería, al que mi madre adoptó de inmediato - vía telefónica - como posible sustituto de Alfredo, si la cosa llegaba a más. Era un pavo que pretendía saber jugar al ajedrez. Nada que añadir. Ah, sí: tampoco bailaba mal.

    8. Mi profesor de Latín, Griego, Literatura y Filosofía en la academia. Ese sí que era guapo, pero guapo. No me hizo caso en todo el curso: creo que estaba por otra.

    9. Uno de mis compañeros de curso. Escribía poemas, me los dedicaba, y los leía en clase: qué apuro, por Dios. Me conmovía su adoración.

    10. Un estudiante de peritaje que acudía a las clases de Matemáticas y Física superior que daban en la Academia: verbo rápido, mirada intensa, inquietudes sociales, obligaciones familiares... En enero del 63 comenzamos a salir juntos y en febrero me dio el primer beso. Esta historia he de contarla más despacio.

    Esos son de los que me acuerdo así, a bote pronto. A todos les decía que tenía novio. Ninguno me decía que fuera guapa, ni lista, ni buena chica, ni ná de ná. Por Dios: cómo son los hombres.

    34 Comments:

    Anonymous Oliveira said...

    Entrañable Eulalia: La modernidad no es del todo perfecta, por eso, el comentario a su entrega de anteayer lo dejó en ésta, pues ayer el servidor andaba malito.
    Decía que va hoy, y además resumido, poque las ideas se me fueron.
    ´Sólo me recuerdo que me llamó la atención el título de su entrega, porque "lasciami Alfredo" me traía a la memoria alguna película del neorrelismo italiano o, por defecto, a Mastroiani interpretando a algún Alfredo que acosaba ( impropiamente dada la época) a alguna Concetta, que era interpretada por alguna Loren o Magnani que era la encarnación italiana de Eulalia.
    Pero luego de aquel pensamiento me recordé que su relato transcurría en la España de Franco y que el horno no estaba para bollos proto-eróticos y que, seguramente, ustedes se estaban perdiendo lo mejor de Mastroiani.
    Pero lo que escribí ayer se me olvidó hoy.
    He quedado un capítulo atrasado, intentaré ponerme al día
    Un beso
    Oliveira

    7:37 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    OLIVEIRA:
    Pues mira que, visto así, tienes razón, aunque yo era más de la edad de Claudia Cardinale, salvando las distancias.
    El neorrealismo italiano llegó a España a los cineclubs universitarios pocos años más tarde, y creo que, entre aquellos años y la TV después, me lo he visto todo, todito.
    Y, en efecto: la España de Franco daba para poco erotismo, pero nosotros sabíamos sacar agua de las piedras...
    Un beso.

    8:04 p. m.  
    Blogger Leo Zelada Grajeda said...

    Lo mismo se puede decir de muchas chicas madrileñas madame.Lo peor que hay que hacer es generalizar.

    Me agrada la ironia de sus palabras.

    9:15 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Leo:
    Supongo lo de la generalización va por el último párrafo.
    Y, ¿cómo hubiera terminado usted un post sobre una jovencita que lo primero que le decía a cualquier hombre que se le acercara era que tenía novio?
    :-DD
    Un saludito.

    9:29 p. m.  
    Blogger El Tipo de la Brocha said...

    Y a todos de cabeza que los traías, pilluela con novio.

    9:39 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    TIPO DE LA BROCHA:
    ;)
    Eso sólo son suposiciones tuyas... Y mías, visto desde aquí.
    Un beso.

    9:45 p. m.  
    Blogger terminus said...

    Oye... eso era un harén, jejeje. Seguro que el que más te gustaba era el profesor de latín y demás ¿Me equivoco?

    ¡Ah! Los hombres somos... pues como somos, así de sencillos y simples. ¿Y vosotras? ¿Para cuando un manual de instrucciones?

    Un Beso Guapa, Lista y Buena Chica.

    Edu

    10:28 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    EDU
    Me gustaban todos, por una u otra razón.

    El profe era un poco chulo, la verdad, y no tenía tantos conocimientos como aparentaba.

    El secretario del Director me daba mucho morbo: educado, culto... No le hubiera hecho ascos, pero precisamente por eso yo hacía como que no.

    El último fue quien se llevó la gata al agua, al menos por un tiempo, pero...

    Los hombres, por cierto, sois todos diferentes, por fortuna. Aquí os he dejado una buena muestra.

    (Sería un espanto tener que decidir por sorteo).

    Una de las cosas que han cambiado es que ahora os atrevéis a decirle piropos a una moza con novio. Se agradecen.

    Un beso.

    10:44 p. m.  
    Blogger Patus said...

    Que éxito Eulalia!! Pasá la receta mujer.
    Besos

    12:45 a. m.  
    Blogger Cerillo said...

    En fin que estabas dispuesta a enamorarte del cincuena por cien de la humanidad que no te repeliera aunque siempre dentro de un orden. Quizás fuera una suerte de la educación mojigata o tu sentido de la responsabilidad, vete a saber, fíjate en la mala suerte de tu amiga desinhibida.
    En cualquier caso estos horizontes bien poblados de amores garantizan buenas dosis de emociones y me parece que esto no se pierde con los años, sin dejar de ser fiel a una pareja.

    1:17 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PATUS,
    a mí me parecía que eso era lo normal...
    Un beso.

    1:42 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    CERILLO,
    No eran amores, lo que se dice amores. Eran flirts, coqueteos, devaneos, juegos, yo qué sé.
    Lo cierto es que nunca he sido infiel a una pareja, y mucho menos cuando he estado enamorada, que no era el caso.
    No sé lo que es ponerle los cuernos a nadie, pero cuando un hombre me ha gustado, he podido callarlo a los demás, nunca a mí misma. :)

    1:46 a. m.  
    Anonymous Nina Fashion said...

    Gracias porque al entrar en Ontherorro yo entré en Eulalia.
    Una ventana más en mi vida.
    Qué bueno leerte...
    (Yo es que siempre me quedé en eso de escuchar, muy a mi pesar, pero lectora agradecida...)
    Nos vemos.
    Saludos cordiales.

    1:46 a. m.  
    Blogger Esther Hhhh said...

    Pero mira que es divertido el arte de la seducción, di que sí Eulalia. No sé si en este juego ellos se divierten más que nosotras o es al revés.
    Está claro que todos te gustaban a su manera, pero es obvio que el último de los diez fue el que en cierto modo se llevó el gato al agua. Y probablemente fuera el menos adecuado... O por lo menos eso suele pasarme a mi, siempre acabo con los menos adecuados... Y los más divertidos, ains.. que vida esta.
    Besitosss

    2:46 a. m.  
    Anonymous Nina Fashion said...

    Qué bueno leerte, gracias mil.
    Saludos.

    4:10 a. m.  
    Blogger Mirtho Nectar said...

    Que bueno!!! Estoy en la oficina, a las 5 de la mañana y no veas como se ha iluminado el cielo con tu relato. De verdad que me da un gusto leerte. Me ha hecho mucha gracia la lista de flirteos, me ha arrancado una sonrisa.

    Abrazo nocturno!

    7:05 a. m.  
    Anonymous white said...

    El 62 tiene recuerdos de lluvia, de pañales, de biberones y de ropa muy suavita, la verdad es que son recuerdos de mi madre cuando yo nací. Me gustan tus historias, esa ventana que abres a otros años, esta vez en los que empecé a vivir, pero de los que no me acuerdo.
    Un placer leerte.

    10:24 a. m.  
    Blogger Eleuterio Gálvez, el cónsul temerario said...

    Distinguidísima Eulalia:
    "Ninguno me decía que fuera guapa, ni lista, ni buena chica, ni ná de ná. Por Dios: cómo son los hombres", dices.
    Así es como somos. Cuando no toscos, impertérritos.
    Me divirtió la caracterización de los candidatos: los despachas de un plumazo. Bueno, en la brevedad está el ingenio y a veces la injusticia. Prometiste contarnos lo del estudiante de peritaje... vas a tener que explicarnos, también, qué significa exactamente esa palabra, de tinte judicial.
    Eulalia, esto se pone cada día mejor.
    Un beso,
    Eleuterio.

    11:54 a. m.  
    Blogger Roque said...

    Qué envidia, recordar esa lista de flirteos y con personas tan distintas y peculiares. Yo no me acuerdo ni de la mitad, ya aparte no eran curiosas.

    Un beso

    1:00 p. m.  
    Blogger toxcatl said...

    Si que estuviste ocupada, si...

    2:54 p. m.  
    Blogger Marga F. Rosende said...

    Jope tiiia que predicamento!!!.
    Un besazo

    3:29 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PATUS,
    Supongo que el secreto estaba en "mi" secreto, que me daría un aura de misterio...
    ¡A mí qué me cuentas, corazón! :-D
    Un besuco.

    CERILLO,
    Cuando entro en un lugar público, de una sola ojeada advierto si hay algún señor que me puede interesar. Esto desde siempre y hasta ahora. Qué le voy a hacer: los hombres me han gustado, me gustan y creo que, cuando me toque ir a la Residencia de la Tercera Edad, continuarán gustándome y, por encima de todo, me gustará gustarles...
    Un beso.


    NINA,
    Bienvenida, preciosa.
    Ya he leído algún comentario tuyo por allá. Estáis todos locos, de una locura deliciosa.
    Un besazo.

    ESTHER HHH
    Querida mía, seducir es lo más divertido del mundo. En segundo lugar, ser seducida, pero el premio de honor es para esos momentos de seducción mutua, Mmmmmmmm!
    Un beso.

    MIRTHO,
    Este post ya lo has justificado tú solito con tu comentario. Gracias.
    Un beso.

    WHITE,
    Me encanta tu nick. Me gusta que aparezcas por aquí. Me gusta gustar también a las chicas, aunque de otro modo, claro.
    (Porque eres una chica, ¿verdad?)
    Un beso.

    CÓNSUL,
    Un peritaje, en España, era una carrera de grado medio: tres años en una Escuela Técnica.
    Gracias por tus elogios.
    Un besuco.

    ROQUE
    Ya me he dado cuenta de que mi memoria empieza a ser una memoria de vieja: me acuerdo de todo eso y se me olvida en qué día vivo.
    Claro que entonces tampoco necesitaba canutos para dormir. ;D
    Un beso.

    TOXCATL,
    A veces me pregunto cómo me las arreglaba para trabajar, estudiar, escribir, tener crisis religiosas, novio, ir a bailar, hacerme jerseys de punto, maquillarme, pelearme con mi madre, ir al cine, coquetear con todo lo que se movía y llevara pantalones, meditar sobre el sentido de mi vida, pillar alguna depre, leer, dibujar y salir con las amigas.

    De todos modos, aún hoy, de baja médica y sin salir prácticamente de casa, me cunde bastante, no creas...

    3:31 p. m.  
    Blogger GLAUKA said...

    Jesús María y José! ¡Lo que te cundieron a tí diez meses! ;)

    Vas a tener que daarme clase, o direcciones, que nunca se sabe. jejejejeje!!!!

    5:11 p. m.  
    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    Pues tenías donde elegir... Verbo rápido y mirada intensa, irresistible. Inquietudes sociales y obligaciones familiares, inaguantable. Claro, que estas son mis previsiones. Ya nos contarás, como has prometido, el desenlace de la historia que comenzó con el año, como todas las historias condenadas a un final anticipado.

    9:44 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    GLAUKA,
    Y aún he recordado otro que merece un post para él solito...
    :-D
    Un beso.

    10:07 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    POW,
    Esa historia es difícil, así que necesito unos días para "palabrearla".
    Pero lo merece: en serio. Y a esta no le tendrás que poner tú el final: por mi parte, finiquitada.
    Un besazo.

    10:09 p. m.  
    Blogger Zifnab said...

    Eulalia...

    Usted es muy suelta...

    Espero que se haya confesado muchas veces. Que si no, nos acabamos viendo en el infiernmo y es por toda la eternidad

    Si Ratzinger se entera

    Se feliz

    1:09 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Mago,
    Suelta, con estos señores, sólo de pensamiento.
    Todo extremadamente platónico.
    Era esa época en la que intentas conocerte a través de los demás: lo de la imagen del espejo y todo eso.
    Ratzinger está ocupadísimo con el tema del ateísmo, no tanto con el asunto del pecado.
    Además, Ratzinger es un teórico: qué sabrá él.
    Un beso.

    1:43 p. m.  
    Blogger Patus said...

    No, no , no me has dado ninguna receta, ni siquiera una pista. ¿Que es eso de "tu" secreto????
    Besos

    7:23 p. m.  
    Blogger Roxi said...

    El profesor de filosofía, el barriobajero y el hombre casado, suenan muy interesantes, en ese mismo orden. aunque los hombres casados son un cacho, para qué ...
    Abrazo!

    8:23 p. m.  
    Blogger JeJo said...

    - me encanta esta Eulalia que estoy conociendo ...

    (variada colección)

    4:48 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PATUS:
    Mi secreto era la convicción de que debía casarme con Alfredo.
    Y, recetas... Estoy yo pa recetas que no sean de cocina, jamía...
    Un beso.

    9:40 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    ROXI,
    todos ellos eran atractivos por descartables...
    Un beso.

    9:41 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    JEJO,
    la Lula que voy narrando es una niña que no se siente querida por quien quiere que la quiera.
    Ya ves.
    Un beso.

    9:43 p. m.  

    Publicar un comentario

    Links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home

    ecoestadistica.com Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.