• quintadel44: ¿QUÉ PIENSAS TÚ?

    jueves, octubre 12, 2006

    ¿QUÉ PIENSAS TÚ?

    ¿Por qué, si una relacion de enamorados es voluntaria, libre y gratuita, a veces uno le hace reproches al otro?*

    ¿Sería más lógico que quien cree que tiene algo que reprochar rompiera la relación?

    ¿Tú qué opinas?


    *(Después de publicar el post, he suprimido una frase que distorsionaba el sentido de la pregunta, sorry)

    25 Comments:

    Blogger caperucitazul said...

    Que los seres humanos somos tan imperfectos que si todas las relaciones se rompieran por un reproche, no quedarían parejas.

    12:19 a. m.  
    Blogger manuespada said...

    Las cosas que no te gustan de tu pareja hay que decirlas, porque si te las calles, entonces romperás muuucho antes. Saludos.

    12:33 a. m.  
    Blogger mamen somar said...

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    1:26 a. m.  
    Blogger mamen somar said...

    Te dejo como respuesta algo que tengo escrito en una de las solapas de mi cuaderno y que es de Pablo Coelho (ya sé que a muchos no les gusta pero tiene unas citas maravillosas y algunos libros están muy bien): "Me sentí herida cuando perdí a los hombres de los que me enamoré. Hoy, estoy convencida de que nadie pierde a nadie.
    Esa es la verdadera experiencia de la libertad: Tener lo más importante del mundo sin poseerlo".

    Yo no utilizaré mis manos para aferrar, siempre serán para acariciar con suavidad y tampoco quiero poseer a nadie quiero compartir mi vida, eso es todo.
    Un beso Lula.

    1:28 a. m.  
    Blogger sergisonic said...

    diálogo, confianza y más diálogo. las decisiones se tomarán igualmente, sean cuales sean.

    2:31 a. m.  
    Blogger Patus said...

    Que uno encuentre en el otro algo que reprochar no es suficiente motivo para romper una relación...es una cuestión de ajustes. Ahora, si uno necesita que el otro cambie toooodo lo que es, toooodo lo que hace, tooodo el tiempo...entonces ahí si que no vale la pena seguir adelante.
    Digo yo que soy una experta en rompimientos.

    2:47 a. m.  
    Blogger Zifnab said...

    Hostia. Así sin avisar....

    Ella estuve a punto de perderse en ese lugar tan lejano y tan necesario como es el olvido a fuerza de reproches. Yo reprochaba por la mañana, reprochaba por la tarde y reprochaba por la noche. Y me hartaba de decir que a las personas se las quiere como son. Algún motivo tenía pero eso daba igual imagino

    No se muy bien por qué ahora reprocho menos. Da igual si persisten los motivos o algunos se suprimieron. Por pensar en el amor....

    Da igual. Amar es desilusionarse con cierta frecuencia y nadie hace más daño que el ser al que amas. A lo mejor es que el universo en su extraño sentido de la justicia opina que los motivos que te hacen elevarte por encima del bien y del mal deben ser compensados con ciertas dosis de incoherencia y dolor gratuito.

    Pero se que tampoco es eso

    Así que podría no haber dicho nada que hubiera dado igual

    Se feliz

    3:06 a. m.  
    Blogger Soltaire said...

    Creo que los reproches tienen que ver principalmente con las expectativas que uno pone en el otro, en este caso en la persona amada, en cosas que esperas que haga (porque uno las haría) para sentirte amado por esa persona, no sé si me explico...

    Reprochas cosas pero al hacer el balance final deben haber más cosas que amas de esa persona que cosas que te desagradan...¿por qué terminar la relación con alguien que amas porque hay cosas que te gustaría cambiar?...

    Creo que el desafío es llegar a amar a alguien no "a pesar de todo" sino "por todo".. ¿se puede??

    Un beso grande,
    Soltaire

    5:44 a. m.  
    Blogger Marcos Mateu said...

    Eulalia, acabo de intentar ponerme al dia de tu blog porque hacia tiempo que estaba muy liado y que no podia...
    Cuanto ha pasado desde la ultima vez que estuve aqui!

    En cuanto a decisiones personales como las que parece se estan comentando, yo siempre hago lo siguiente. Escuchar, escucho a todo el mundo que me merezca respeto, pero al final el que va a vivir con la decision soy yo. Y eso lo tengo muy claro.
    Como me dijo un dia un amigo..."en la vida no hay nada peor que dejarse convencer"
    Un abrazo
    Marcos.

    9:17 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Me gustaría poder responderte. Estas cuestiones ponen de relieve cierta zozobra en tu vida sentimental. Estoy seguro de que la superarás pronto.

    Egoistamente, prefiero los post de tu saga.

    Besos.

    9:41 a. m.  
    Blogger toxcatl said...

    ¿y no hay manera de decir las cosas sin qeu sea un reproche?

    Detrás de cada reproche hay una exigencia; y no es bueno exigir que te amen.-

    10:55 a. m.  
    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    Hay muchos tipos de amor. Hay amores que necesitan reproches. Hay otros para los que los reproches son perjudiciales. Solo se trata de discernir cual es el tipo de ese amor. Mi tipo de amor suele ser de esos que no aguantan reproches, por ninguna de las partes.

    12:11 p. m.  
    Blogger Isthar said...

    No creo que un reproche sea siempre una razón para dar por terminada una relación.

    Lo que sí creo es que no se debería llegar al reproche, las cosas deberían hablarse antes de llegar a eso.

    2:11 p. m.  
    Blogger manolotel said...

    Yo soy de la opinión de Soltaire. Creo que es un todo. La cuestión es el peso que tengan unas cosas y otras en el total del balance.

    He dejado en mi blog un soneto al hilo de tu pregunta aunque no es una respuesta porque, en el amor, las respuestas solo se pueden encontrar dentro de uno mismo.

    2:14 p. m.  
    Blogger Marga F. Rosende said...

    No todas son gratuítas aunque algunas parezcan gratis. No sé querida, tengo que darle vueltas a esto, el concepto no está cocido aún. Volveré.

    3:10 p. m.  
    Blogger El Tipo de la Brocha said...

    Si reprochamos a los otros, es con la esperanza de que cambien. No hay nada de malo en ello. Salvo la ingenuidad de quien reprocha.

    4:52 p. m.  
    Blogger JeJo said...

    - Seguramente estoy equivocado , pero pienso que si estamos convencidos de que amar es aceptar al otro tal cual es , entonces no caben los reproches ...

    Lo que ocuerre es que siempre esperamos encontrar en el otro el ideal soñado , y si el otro no responde como esperamos que lo haga , nos super enojamos o desilusianamos ...

    Pero existe el dialogo , que aclara dudas y motivos ...

    No sé , el amor es un lio .

    Pero vale la pena ...

    bye .

    7:08 p. m.  
    Blogger GLAUKA said...

    Porque quien más ames será quien más daño podrá hacerte en la vida, por eso creo que surgen los reproches.
    No soy de reprochar, nunca lo he sido, acuso los golpes, eso sí, pero es cosa mía el acusarlos, el sentirlos como los sienta, no del otro. (Igual por eso así me va ;))
    De todas formas no me parece suficiente razón un reproche para romper una relación, no, eso es muy fácil.
    Habrá que luchar por no herir al otro que ames, y por no dejarse herir por el otro al que ames. Arduo dificil ya, pero nadie dijo que fuera fácil.
    Un beso Eulalia, (tus palabras han sido muy importantes, más de lo que imaginas)

    1:55 a. m.  
    Blogger El chicharrero terrible said...

    O yo soy muy raro, o me ha parecido una muy extraña pregunta la tuya. Como alguien de tu edad, (que entiendo ya avanzada, por tus historias), puede dudar que el amor, no es algo que pueda concebirse sin la dialectica constructiva de los reproches; entoendo los reproches en el amplio sentido.

    Creo que el amor en una pareja que se sostenga en igualdad debe tener sus continuos ajustes, pues somos seres humanos y no máquinas. Como tales no solo no somos perfectos, sino con el tiempo variamos, en gustos, pareceres, opiniones, y esto siempre necesita de ajustes.

    ..

    2:14 a. m.  
    Blogger Chilanga said...

    Pues creo que eso es normal, claro, cuando no es enfermizo, es hasta sano, lo que si creo que sería mas lógico es que al que no le gustan los reproches rompiera la relación al primero que le hicieran, así las cosas claras.

    Besos

    8:58 a. m.  
    Blogger Leon said...

    Menuda pregunta. Casi nada. La cosa fundamentalmente depende del conjunto. Si el conjunto de la historia va bien, pero hay cosas concretas que son mejorables, pues lo bueno es hablarlo, para que no se pudra el tema. Pero si los reproches son sobre cuestiones de fondo y afectan al conjunto de la historia, quizá si que hay que plantearse qué está haciendo uno. Digo yo vamos. Que cada relación es un mundo y vete tú a saber.

    9:22 p. m.  
    Blogger Herel said...

    Por un lado, uno no se enamora de verdad todos los días, como para tirar la toalla sin luchar. Claro que, hay formas y formas de luchar; y cargar de culpas a la otra parte no es de las mejores precisamente.
    Y por otro, algo de posesividad hay. En la práctica decimos igual "mi idea" que "mi coche" que "mi turno" que "mi amigo", cuando el tipo de posesión es completamente diferente: la primera es inherente, la segunda digamos que se basa en un derecho "artificial" de propiedad, la tercera es casual o eventual, y la cuarta es una relación afectiva. Pero ¿cómo piensa cada persona cada vez que dice mi...algo?

    4:02 a. m.  
    Blogger quiero ser como tú said...

    Lo lógico no es siempre lo mejor, yo una vez tuve algo que reprochar y en vez de hacerlo, rompí una relación que no hubiese dejado de ser voluntaria, libre ni gratuita con mi reproche.

    Saludos.

    2:24 p. m.  
    Blogger propagandhi said...

    Dice un viejo chiste que las mujeres se casan con los hombres con la esperanza de que cambien, y que los hombres se casan con las mujeres con la esperanza de que no lo hagan.

    Fueraparte (como se dice por aquí) creo que hay muchos tipos de reproche. Por un lado están los reproches-incoherentes con uno mismo. Por eso preguntas. ¿No has elegido querer a alguien? ¿pues, no reproches? También es cierto que a veces las pequeñas peculiaridades, con el tiempo se convierten en grandes defectos. Pero eso está mal por la parte que reprocha.

    Pero también están los reproches-incoherentes con el otro. Si tu pareja se empieza a comportar de una manera que no le es propia, si nunca ha sido así, se defiende una cosa y no la hace, si hay una asimetría en la relación... entonces, no reprochas, te defiendes.

    No sé, me deja un poco triste este post. Te he ido a contestar en varias ocasiones, pero, o no he tenido el tiempo y la serenidad, o no he tenido claro. Somos humanos, fallamos, el amor es eso. Caminar juntos, con los reproches que le haces a tu compañero, con las exigencias de hacer el camino juntos. Todo lo demás es egoísmo, o inconsciencia. No sé. Es todo lo que se me ocurre.

    (nota: ¿no crees que, a veces, al contestar, nos estamos contestando a nosotros mismos?)

    6:28 p. m.  
    Blogger A silent heart in a noisy world said...

    Llego tarde pero dejo mi respuesta de todos modos
    Una cosa es lo que siente cada uno, y otra la relación que se construye en base a esos sentimientos. Amar implica confiar, darse y, por tanto, dejar que cierto espacio de tu vida quede condicionado por las acciones, los planes y los momentos compartidos con el otro. Y después están las expectativas, lo que uno espera o cree que puede o tiene derecho a esperar del otro, no porque sienta la relación menos libre, voluntaria o gratuita, sino porque ha decidido implicarse con esa persona y por ello ha dejado que en cierto modo altere y condicione su realidad, y el otro, digo yo, tendrá que asumirlo y tenerlo en cuenta.

    Los reproches --se digan o se callen-- son frutos de esa adaptación constante entre el yo y el tú para poder construir un nosotros. El cómo se lleven, se cuenten, se reciban o se resuelvan depende de cada uno.

    Un beso desde el otro lado del Océano

    11:00 p. m.  

    Publicar un comentario

    Links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home

    ecoestadistica.com Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.