• quintadel44: 1969/70 VIVIR EN PAREJA

    miércoles, diciembre 27, 2006

    1969/70 VIVIR EN PAREJA

    Encontramos un - ¿estudio? ¿buhardilla? ¿cochiquera? - lugar en la calle Don Felipe, en el mismísimo barrio de Malasaña, en una corrala del siglo XVIII que quizá se haya derrumbado o haya sido derruida; era lo más caro que podíamos permitirnos.

    Para ambos era motivo de orgullo ser los primeros que teníamos nuestra propia madriguera: una habitación dividida en dos por un gran arco de medio punto; una enorme claraboya al exterior y un ventanal con rejas herrerianas hacia el patio. Retrete en el pasillo. Sin cocina. La portera - tremendo personaje digno de Mesonero Romanos - me acogió en su seno, e insistía en que buscase amante de más postín. La escalera olía a excrementos de ratas. A los dos meses logramos mudarnos a un oscuro semisótano al que se entraba por un cine de la cuesta de San Vicente y se salía por un garaje que daba a una callejuela, magnífico para reuniones clandestinas en las que mi participación era un té con canela y hierbabuena y unos oídos atentísimos. Ex, además, estudiaba con determinación.

    Al menos, en Plaza España teníamos cocina y una ducha prehistórica que mantenía su función. Ex intentaba olvidar el machismo en el que se había educado, aunque se dejaba querer, para qué negarlo a estas alturas. No obstante, salvábamos lo doméstico mediante todo tipo de artimañas: nunca comíamos en casa; la ropa, que aparecía en nuestro armario por arte de magia después de un paseo por El Corte Inglés, Galerías Preciados o Saldos Arias, se lavaba milagrosamente cuando íbamos a comer los fines de semana con nuestras respectivas madres, y juntos limpiábamos si había ocasión, que era de ciento en viento. Nunca hablé de Ex con mi madre, que se hacía la ignorante pero tenía una fiel informadora en Eugenia.

    En Chez Elisa había cundido la consternación; Marcos y adláteres no me soportaban y yo tenía conciencia de ello. Sustentaban la teoría de que andaba en busca de un incauto a quien amarrar con el oportuno embarazo para acceder a la vida muelle de ama de casa, es decir: nos consideraban un par de imbéciles, a él por dejarse seducir, y a mí por no ser capaz de buscar mejor partido que un estudiantillo sin posibles. Me fastidia despachar este episodio en tres líneas, porque marcó el signo de mi relación con Ex, pero no tengo ganas de meterme en terrenos melodramáticos: algunas de las personas que más activamente intentaron abortar nuestra relación ya están muertas, mientras que mi rencor continúa vivo. (Aunque, bien pensado: la que después fue mi suegra - ella vive aún - y que odiaba a Elisa por considerarla una influencia perniciosa para su hijo, no tuvo inconveniente en participar de aquella opinión, y nunca aceptó que los hechos demostraran cazurramente hasta qué punto deliraban).

    De todo lo anterior me enteré por boca de Ex años más tarde; entonces sólo percibía la mala uva que destilaban hacia mí y no se recataban en demostrar. Me hicieron daño porque durante mucho tiempo creí que yo era una paranoica que interpretaba cualquier broma como un ataque y consumí mucha energía - que hubiera debido emplear en cuestiones más prácticas - intentando hacerme querer por ellos.

    Aún me duele.

    En compensación, y sin solución de continuidad, nos adoptó el clan del novio de Mariche - los Conejo - que tenían una casa en la sierra de Gredos y la sana costumbre de dar de comer con abundancia a todo el que por allí apareciera con hambre. (No he analizado en profundidad esa tendencia mía a entablar amistades con familias enteras, cualidad que no he perdido con los años: termino amando a las madres, los padres, los hermanos, los hijos e incluso a los/las amantes de mis amistades, y ellos suelen corresponderme).

    Nos relacionábamos también con los compañeros de Físicas de Ex. Y con la primera becaria de la Historia de España, una niña bien pero progre y con novio que aterrizó por mi oficina y se agarró a mí con la fuerza de quien teme ahogarse.

    Era apasionante, pero me dispersaba entre tanto estímulo: el cine, las escapadas a Gredos, las reuniones políticas, la lectura, el sexo antes de ir a trabajar, la compra, la limpieza, las comidas con sobremesa de horas... Decidí que no me presentaría a los exámenes de junio, y ya prepararía alguna asignatura para septiembre. Ex se compró una vespino a plazos, y a continuación (supongo que su sentido de la justicia se lo exigía, dado que las letras se avalaron y pagaban gracias a mi nómina) planteó que mi mejor opción era que nos casáramos y, con la dote que yo recibiría de la empresa*, podría dedicarme exclusivamente al estudio. Contábamos con su sueldo de media jornada, además.


    * Durante el franquismo, cuando una trabajadora matrimoniaba y optaba por abandonar su puesto recibía un mes de salario por año trabajado.

    20 Comments:

    Anonymous Anónimo said...

    congratulations,

    i´ve watched your pictures this day, really great and impressing...

    happy new year from austria

    mfg josef

    8:23 p. m.  
    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    ¿Qué dice el pavo este de arriba de las imágenes? En fin, que me pierdo con tanta diatriba extranjera...
    ¿Matrimoniar? ¿Tú? ¡Anda, venga, vamos! Dudo que fueses capaz de hacer algo así, aunque te tocase. Supongo que ahora todo parece más fácil. Y que este fue tu primer error, aquel que más dolió y del que más aprendiste.

    8:31 p. m.  
    Blogger Alicia Liddell said...

    ¿Después de tantos años mantiene el rencor? Yo no gasto ni un segundo.

    9:00 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    JOSEF,
    Feliz 2007, hermoso.

    10:01 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    POW,
    Envidia que te dan mis (¿lectores?) extranjeros.
    En cuanto a lo demás, no adelantemos acontecimientos :)

    Un beso.

    10:02 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    ALICIA,
    Todavía sangro por la herida, sí.
    Un beso.

    10:06 p. m.  
    Blogger humilde said...

    ....porqué la felicidad causa tantas envidias?.... porque todo se resume a una codicia hasta para las amistades.... hay gente que no te suelta no porque te aprecie, sino porque no lo hagan otros.... y también me quedo con lo de matrimoniar....y que viene en el RAE!....

    12:50 p. m.  
    Blogger toxcatl said...

    Y ... ¿dejaste de currar?
    no me lo creo.-

    6:36 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    HUMILDE,
    Pues, ¿qué pensabas?...
    Mis amigos me llaman María Moliner. :DD
    Un beso.

    9:18 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    TOXCATL,
    Me temo que ese capítulo va a quedar para la semana que viene...
    Un besito, nena

    9:19 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    ¿Para cuándo la próxima entrega? ¿De verdad dejaste el trabajo?

    Un saludo ansioso por saber más.

    1:06 p. m.  
    Blogger Peca said...

    Espero que no dejara el trabajo.Qué menos que mantener una su independencia económica.La sigo con interés, continúe por favor...
    Un beso

    3:15 p. m.  
    Blogger florecilla de alcanfor said...

    A pesar de los excrementos de rata y las putadillas familiares, me parece que tu historia con Ex debió ser muy romántica.

    10:27 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Nos tienes irremisiblemente enganchados a tu biografía. Un beso.

    11:29 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    TANHÄUSER,
    En los libros podemos saltarnos páginas. Aqui no. :DD
    Un beso.

    12:45 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    PECA,
    Siempre me sorprendéis con vuestros comentarios. El tuyo de hoy es muy incisivo: me gusta.
    Veremos que pasó...

    12:47 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    FLORECILLA,
    A mí me parecía estupenda. Habría que preguntar su opinión a Ex, aunque tiendo a creer que le gustaba...
    Un beso, niña.

    12:48 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    YAYO,
    me gusta que me lo digas, sobre todo porque estos días ando pachucha y me anima.
    Un beso.

    12:49 a. m.  
    Blogger JeJo said...

    - Hoy no vengo a comentar el post.
    Vengo a desearle un EXITOSO y FELIZ 2007 ! a la mujer que escribe.

    8:30 p. m.  
    Blogger Esther Hhhh said...

    Por más que lo intento, sigo sin entender por qué el amor despierta tanta envidia. Por qué hay tanta gente incapaz de aceptar que dos personas se quieran, sin más. Y sobretodo por qué se empeñan en que a las mujeres tener un hijo siempre nos viene de perlas (o nos venía, parece ser que esta idea ya va caducando, gracias a dios).
    En fin, deberías dejar que el dolor se fuera, no vale la pena Lula, cielo.
    Me encanta ese "armario mágico" del que disfrutabais, y no niego sentir cierta envidia, nunca se me ha dado bien eso de distraer cosas...
    Pero el plan de Ex para que tu pudieras estudiar me huele un poco a chamusquina, que quieres que te diga, con la excusa ya ha logrado que seas una amita de casa, aunque sea con la excusa... No, no me gustan sus intenciones, ejem, ejem... (Habrá que esperar al siguiente capítulo)
    Por cierto, no sé si alegrarme por eso de la dote de la empresa, o cabrearme más con el apartheid al que se sometía a la mujer en la época... Grrr..

    Y aprovecho este comentario para decirte que ya me he puesto al día en tus post (por fin). Entre el contrato que se me ha acabado, las navidades (fechas que odio con toda mi alma)y el nuevo pc (lo que ha supuesto volver a instalar mil cosas, que, todo sea dicho de paso, todavía no acabé de instalar), he ido un poquito liada. Y la casa por barrer, comose suele decir.

    En fin, hoy es 30 y son las ocho de la tarde, así que oficialmente estamos a 28h del nuevo año, por tanto vuelvo a decirte (aunque ya te lo dejé en tu anterior post) que Feliz Año Nuevo. Que te traigan estos nuevos 365 días, todo aquello que desees. Que seas feliz y que sigas sonriendo.
    Un beso de esos con ventosa y fuertote (y muy ruidoso, que mola más) para ti, Lula...
    Hasta el año que viene, guapa. Muuuaacckkissss

    8:54 p. m.  

    Publicar un comentario

    Links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home

    ecoestadistica.com Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.