• quintadel44: FE DE ERRORES

    miércoles, septiembre 27, 2006

    FE DE ERRORES

    Dibujando uno de mis personajes, la señora Ángeles, caí en un error del cual mi hermana Pili se ha encargado de sacarme: dije que esa vecina mía estaba liada con un conde; pues, no: la mantenía un pelanas que además estaba casado y que tampoco era el padre de sus hijos. No debía andar muy sobrada, porque mi hermana recuerda que muchas veces su hija Vida se metía en nuestra casa justo a la hora de las comidas, y nunca le hacía ascos al pote o a las lentejas que mi madre nos ponía.

    El que se lió con un conde era el hijo, el bailarín. Confundí la historia porque a principios de los cincuenta el Conde se llevó a toda la familia a vivir a su piso, en uno de los bulevares del Barrio de Salamanca, que ocuparon oficialmente en calidad de ama de llaves e hijos de la empleada, evitando de esa manera el escándalo. Mi hermana estuvo varias veces en aquella casa y cuenta maravillas, o lo que a ella en aquel entonces le parecieron maravillas: catorce balcones a la calle, muebles y cortinajes antiguos, una zona de servicio inmensa que ocupaban madre e hija... Esas cosas que se describen en las novelas de época.

    Vida se casó, contra la voluntad y los planes de su madre (que al parecer quería traspasarla a un viejo aristócrata prendado, con toda justicia, de la chica) con un torero que no tuvo fortuna y terminó muriendo joven y dejando a su viuda - que nunca se volvió a casar -sin hijos. Luisito hizo carrera (mediocre) como bailarín por las salas de fiesta del Mediterráneo. Los tiempos iban cambiando.

    Ahí no queda todo: el conde terminó pegándose un tiro, al parecer porque se arruinó. Luisito estaba de gira, menos mal, porque la policía no andaba muy convencida con cerrar el caso sin más. Y menos mal, también, que ya tenían un piso en el barrio de la Concepción (Si: ese barrio que sale en "¿Qué he hecho yo para merecer esto?, de Almodóvar) y allá que se fueron cuando un banco embargó las últimas propiedades del suicida, incluidos los catorce balcones. Mi hermana perdió la pista de Vida en la década de los ochenta, cuando el hermano puso un night club en Sitges o en Salou, se retiró del baile y se llevó a su madre y a su hermana con él.

    Mi hermana Tití dice que ella vendió durante una época postales de Luisito, vestido de bailarín español, en la tienda de recuerdos que regenta; continuaba tan guapo.

    Pili corrobora mis reminiscencias de la belleza exótica de Vida, su dulzura y su gesto indeleble de chica triste.

    Qué cosas.

    28 Comments:

    Blogger Retrato de Dorian Gray said...

    Me encanta esta novela. Las correcciones hacen que aún me parezca más fantástica :)

    11:57 p. m.  
    Blogger manuel_h said...

    Siendo marica podía haber tenido mucha peor suerte!!

    besos

    2:11 a. m.  
    Blogger Zifnab said...

    Me gustan las chicas tristes y la gente que no tiene suerte...

    Me gustan....

    en fin

    Se feliz

    2:23 a. m.  
    Blogger JeJo said...

    - insisto con la música ...
    ( perdón , je je ... )

    Saludos .

    7:37 a. m.  
    Blogger Marga F. Rosende said...

    Que personajes, madre mía...Aunque las cosas, en el fondo no han cambiado tanto...

    8:00 a. m.  
    Anonymous Ros said...

    toma como que esta otra historia es más interesante, ahora, que de establecer el night club en sitges o salou tiene un salto cualitativo en el nivel de vida, no te quiero decir, que unacosa es el turismo top quality aunque sea gay y otra el turisteo puro y duro...

    y el conde seguro que tenía muchos rollos por ahí, que con dinero se tiene mucha más vida seguro....

    10:15 a. m.  
    Blogger toxcatl said...

    Estoy con Ros, es mucho mas interesante ahora. ¿vas a continuar con esta linea argumental en proximas entregas?
    Tengo yo curiosidad por los catorce balcones, fijate.-

    11:34 a. m.  
    Blogger Chilanga said...

    Dios, que tragedia.

    He visto la peli de Almodovar, de hecho tengo el dvd, así me será menos dificil imaginarlo, tan solo tendría que transportarme a la época.

    Un beso

    11:59 a. m.  
    Blogger El Tipo de la Brocha said...

    Corregir es de sabios.

    12:59 p. m.  
    Blogger Roque said...

    Increíble la historia de esta chica. Lo del conde me ha parecido acojonante y muy real. Esa hidalguía tan castiza.

    Un beso

    1:12 p. m.  
    Blogger propagandhi said...

    Sólo decirte y animarte a seguir. Esta novela por entregas me encanta -aunque no siempre deje un comentario, leo con afición-.
    Besos

    2:46 p. m.  
    Blogger Yayo Salva said...

    Tus historias "enganchan" inevitablemente. Ya estamos esperando la siguiente entrega. Un beso.

    6:47 p. m.  
    Blogger Viuda de Tantamount said...

    Eulalia, me encanta....dá una sensacion de tragedia en calma...

    2:23 a. m.  
    Anonymous white said...

    historias empolvadas que el tiempo nubla, me encantó, como siempre, viajar a tu pasado que cada vez es más nuestro.
    Besito de fin de semana

    10:38 a. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Queridos,

    Continúo con problemas en casa. Os escribo desde el VIP'P, que cobra una pasta gansa.
    Escribo, os leo, vuelvo a tener en cuenta lo que decís.
    Y recordad vosotros que no quiero inventar: no puedo contaros aquello de lo que no me acuerdo: otra cosa es que mis hermanas me enmienden la plana...
    Un beso para cada uno.

    2:16 p. m.  
    Blogger Eulalia said...

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    2:17 p. m.  
    Blogger Lula Towanda said...

    Entre tu memoria y la de tu hermana se van tejiendo las historias.

    3:35 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    The voice faded away from my attention as my subconscious heaved up the answer to
    ------------------------
    g5555d4o4o4u4h44vbc44gj4j4

    11:34 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    knew where he was going. Ignoring her aches, she followed. It was quarter after
    ------------------------
    sdf6h9t8fg5cfgj5jt55cv55jy

    3:18 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Whether he noticed the look of terror with which Pierre regarded

    8:57 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    everything was as it should be: only one thing disconcerted Prince
    prices cialis

    1:54 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    his horse, galloped to the regiment under a hail of bullets which fell
    buy zanaflex

    6:06 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    longer, I really will go crazy. Fran, why don't you come with me?"
    singulair

    12:47 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    So Harold's little house on outer Arapahoe would be deserted until nine-thirty
    zovirax

    6:36 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    tender caressing word such as he had never used to her before. "Why
    metformin hcl 500mg

    2:42 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    Trashcan shook his head violently back and forth in protest.
    nizoral

    8:34 p. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    so much worse that Nick had feared she would die before the sun went down.
    elavil tolerance

    2:51 a. m.  
    Anonymous Anónimo said...

    "I must also inform you," said the Rhetor, "that our Order
    prilosec possible side effects

    8:40 a. m.  

    Publicar un comentario

    Links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home

    ecoestadistica.com Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.